Seis películas en las que no recordabas que aparecía Alan Rickman

El actor, que acaba de fallecer a los 69 años de edad, fue mucho más que el profesor Severus Snape de Harry Potter.

Etiquetas:

La muerte de Alan Rickman a causa de un cáncer, a los 69 años de edad, ha tomado por sorpresa al mundo del cine, sobre todo a quienes lo conocieron en su inolvidable papel como Severus Snape. Sin embargo, aunque el misterioso profesor emo de Harry Potter es la actuación por la que Rickman ganó fama internacional, el también director participó en varias películas que seguramente conoces.

'DIE HARD' (1988)
No mucha gente recuerda su debut en Hollywood, pero fue en aquella película en la que Bruce Willis se la pasa corriendo descalzo por todo un edificio lleno de cristales rotos y luciendo una tank top blanca. O sea, ‘Die Hard’.

Para Rickman, quien interpretó el papel del villano Hans Gruber, representó la oportunidad perfecta para demostrar que tenía madera de antagonista y la capacidad de interpretar todas sus escenas sin sonreír.


'SENSATEZ Y SENTIMIENTOS' (1995)
Personificó al digno y bienhechor Coronel Brandon, quien a simple vista era un hombre inexpresivo y serio. Sin embargo, debajo de esa máscara poseía un alma sensible, la única capaz de apreciar la música de Marianne (Kate Winslet), aunque ella lo haya tachado de ser un solterón incapaz de amar o de inspirar amor en otra persona. Al final, después de no corresponderle, sufrir por otro hombre y darse cuenta de lo equivocada que estaba, Marianne dio el paso hacia el altar con él.
 

'LOVE ACTUALLY' (2003)
Rickman formó parte de una de las películas navideñas más memorables de todos los tiempos interpretando a Harry, un hombre de familia que se ve envuelto en un intenso coqueteo con su secretaria.

Aunque en la película no queda claro si Harry llega a tener relaciones sexuales con su empleada, en diciembre de 2015 la editora del guión, Emma Freud, se encargó de rompernos el corazón confirmando que la aventura fue más que un coqueteo y que, aunque Harry regresó a su casa, las cosas nunca volvieron a ser como antes. Un kleenex, por favor.
 

'SWEENY TODD' (2007)
En 2007 se conviritó en el juez Turpin, el principal enemigo de Johnny Depp en la aclamada película de terror/musical de Tim Burton. Interesante situación, ya que ambos eran villanos, pero cada uno a su estilo. Mientras Sweeney (Depp) asesinaba clientes en su barbería para convertirlos en pay de carne, el juez Turpin (Rickman) era un corrupto, lujurioso y pervertido ser que en el pasado arruinó a Tood y a su esposa. La ingenuidad y la venganza convergen en su enfrentamiento cuando el barbero apuñala varias veces al juez. La moraleja de esta historia es que lo barato sale caro: una afeitada gratis te puede costar la vida.

'ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS' (2010)
La magia de su trayectoria fue más allá de Hogwarts. Al unirse al reparto de esta fantástica historia le dio voz a Absolem, la oruga, que compartía sus mismos rasgos faciales gracias al trabajo de los animadores. Aunque realmente aparece poco a lo largo de la cinta, demuestra que su inmensa sabiduría (¿tal vez en parte por la hookah?) es pieza clave para la transformación, madurez y fortaleza de Alicia. Así como Pinocho tuvo a su Pepe Grillo, Alicia lo tuvo a él.

La última aparición de Rickman en la pantalla grande será precisamente en la secuela de esta historia, 'Alice Through the Looking Glass', que se estrena este año.
 

'THE BUTLER' (2013)
En 2013 fue presidente, Ronald Reagan para ser exactos. Desafortunadamente, su personaje se vio envuelto en una controversia. Michael Reagan, hijo del exmandatario estadounidense, criticó al director Lee Daniels por presentar un retrato poco fiel a la memoria de su padre. Algunos historiadores se unieron al reproche declarando que Ronald fue de los primeros en abrir tanto su casa como otras oportunidades a los ciudadanos afroamericanos.

Además, en la repisa de premios de Alan Rickman se encuentra un BAFTA, por su actuación en ‘Robin Hood: Prince of Thieves’ (1991), y un Globo de Oro, un Emmy y un Screen Actors Guild Award por ‘Rasputin: Dark Servant of Destiny’ (1996).