15 frases de Gabriel García Márquez que nos cambiaron la vida

A un año del fallecimiento del escritor colombiano, recordamos sus célebres palabras.

A un año de su muerte, el legado del escritor colombiano Gabriel García Márquez sigue vigente, y lo seguirá durante décadas, pues sus libros tienen una magia inigualable capaz de hacer reír, llorar, rabiar, amar y tranformar a quien los lee. Es por eso que hoy recordamos algunas frases que, al igual que su inconfundible bigote, han quedado grabadas para siempre en nuestra memoria.

 

  • "La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.
  • "Ofrecer amistad al que busca amor es dar pan al que se muere de sed”.
  • "El día que me sienta mal no me pongo en manos de nadie. Me boto yo mismo en el cajón de la basura".
  • “Hay un momento en que todos los obstáculos se derrumban, todos los conflictos se apartan, y a uno se le ocurren cosas que no había soñado, y entonces no hay en la vida nada mejor que escribir".
  • "La palabra mestizaje significa mezclar las lágrimas con la sangre que corre. ¿Qué puede esperarse de semejante brebaje?".
  • "Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez".
  • “Las cosas tienen vida propia, todo es cuestión de despertarle el ánima”.
  • “Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra”.
  • "Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas, que estas cosas no duran toda la vida”.
  • "Contéstale que sí. Aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no”.
  • “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado”.
  • "Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor".
  • “El primer síntoma de la vejez es que uno empieza a parecerse a su padre”.
  • “El cuerpo humano no está hecho para los años que uno podría vivir”.
  • “No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad”.