10 años de 'TomKat', el monstruo que se tragó a sus dos miembros

El 18 de noviembre de 2006 las dos personas más famosas del mundo se casaron en Roma. Hoy ya no están casados ni son ya las personas más famosas del mundo.

Superpareja

El término nació para la ficción, pero durante la primera década de este siglo evolucionó hasta convertirse en el concepto favorito de la prensa rosa. Una superpareja es la formada por dos celebridades que suman más que lo que forman sus partes por separado. Dos celebridades que cuando se juntan son una máquina de hacer dinero porque todo lo que hacen, piensan, comen, dicen y sueñan puede rentabilizarse. Una cartera de inversiones que late y siente, un contenedor de billetes de 100 dólares que puede incluso reproducirse y crear más. En 2006 se oficializó uno de ellos. Se llamaba TomKat.

Una mezcla de los dos nombres, que uno no podía sino imaginarse como una especie de monstruo de dos cabezas y decenas de millones de dólares en el banco.

Fue uno de los tres grandes monstruos creados por los medios de comunicación durante la pasada década, que llegó después de Bennifer (Ben Affleck y Jennifer Lopez) pero antes de Brangelina (Brad Pitt y Angelina Jolie). Estas entidades suelen comerse a sus propios componentes y conseguir una vida por sí solos: todas ellas interesan más a la prensa y a los fans que cualquier de sus miembros por separado.

Las dos personas más famosas del mundo en 2006 se casaron el 18 de noviembre de aquel año en al castillo de Odelcaschi en Bracciano, Italia.

Entre los invitados estuvieron Will Smith, David y Victoria Beckham, Jennifer Lopez, Marc Anthony, John Travolta, Kirstie Alley y Brooke Shields. Andrea Bocelli les cantó en directo y Giorgio Armani hizo el vestido de la novia y el esmoquin del novio. Se rumoreó que el conjunto de lencería que Katie estrenó en su noche de bodas costó más de 3.000 dólares. Las tiendas del pueblo hicieron el agosto vendiendo recuerdos de la pareja, que invitaron también a personalidades políticas y aristocráticas del país. Se diría que, tras sesenta años, la monarquía había vuelto a Italia.

El alquiler del castillo de Odescalchi cuesta 50.000 dólares al día, pero Tom y Katie no pagaron nada.

El alcalde les cedió el uso del castillo como regalo de bodas. El señor Riccioni fue muchísimo más listo que todo eso: el castillo para los novios fue gratuito, pero por el asiento a cada paparazzi por un puesto privilegiado alrededor del castillo cobró 1.500 dólares.

La boda no ayudó a las carreras de ninguno de ellos.

He aquí un vivo ejemplo de que TomKat se lo llevó todo y no dejó nada para los dos actores que los interpretaban. Desde 2006 solo una película de Tom Cruise, otrora una garantía de oro para la taquilla, ha superado los 150 millones de recaudación en su país de origen (fue Misión Imposible: Protocolo Fantasma, en 2011). Esto coincidió con una mayor presencia de la Cienciología en la vida de Cruise. Sus entrevistas se convirtieron en letanías sobre la religión y su imagen de héroe americano y galán romántico se difuminó y dejó únicamente a un alienígena de rostro sonriente pero en cuyos ojos, si uno se fija, ya no hay nada.

Todo esto tampoco ayudó a la carrera de Katie.

Pero Kate, para empezar, tampoco tuvo nunca una carrera que digamos. Algunos medios, eso sí, se llegaron a preguntar si durante el matrimonio la actriz estaba casada o secuestrada. Sus películas durante ese tiempo se redujeron a seis, la mayoría de infumable calidad y fracasos financieros. Rechazó la secuela del único éxito cinematográfico de su carrera, Batman Begins. Sus apariciones más exitosas fueron en los front rows de los desfiles de moda.

Llegó Suri.

Uno de los grandes enigmas de la humanidad, probablemente lo más parecido a una película de ciencia ficción que han vivido los tabloides por todo el misterio que conllevó la gestación de la niña y lo mucho que tardamos en verla (ninguna pareja de celebridades tiene obligación de revelar estos detalles, pero da la casualidad de que sobre la relación nos lo contaron absolutamente todo). La niña que lleva tacones y mira raro vivió desde pequeña los rumores sobre si Tom Cruise sería su verdadero padre (a día de hoy hay fuentes que aseguran que este sería Chris Klein, exnovio inmediatamente anterior de Holmes).

Suri fue también el primer bebé superestrella del siglo XXI.

Tenemos una tendencia a convertir en iconos a personitas con meses de edad que aún no saben caminar (veamos a North West, Harper Seven o Blue Ivy). El número de Vanity Fair en el que fue presentada al mundo se convirtió en el segundo más vendido de la historia de la revista.

Las dos personas más famosas del mundo en 2006 se divorciaron en junio de 2012.

Para entonces, ya eran la quintas o sextas personas más famosas. Para entonces, Vanity Fair ya había revelado en un reportaje que el papel de Katie Holmes como esposa del líder de la Cienciología fue el resultado de algo más parecido a un casting que al amor. Hoy Holmes se ha mudado lejos de Los Ángeles, ha inscrito a Suri en otra escuela y ya ha abrazado de nuevo la religión católica. Hoy Kim Kardashian y Kanye West son la superpareja más célebre y rentable del mundo. Hoy, por comparación, #TomKat podrían llegar a parecernos dos personas normales.

Historia publicada originalmente en Vanity Fair España.