‘Yo visto a las mujeres interesantes, no busco a las de belleza ideal’

Zac Posen nos habló sobre lo importante que es para él vestir mujeres con diversidad de cuerpos, razas y edades.

Lo primero que hizo al llegar a la Ciudad de México fue pedir que lo llevaran a La casa azul, el famoso hogar donde vivió Frida Kahlo en el barrio de Coyoacán. Admirar los colores tanto de la fachada como de los interiores de esta morada, así como pinturas de la artista y sus vestidos era algo que él no podía dejar de ver en su estancia de un par de días en este país. Deseaba constatar por qué la artista es un ícono de esa belleza a la que él llama “propia”, no ideal.

El diseñador Zac Posen es uno de los favoritos de las celebridades si de alfombras rojas se trata, ese éxito lo ha conseguido no por ser joven y carismático, sino por tener el talento de ver la belleza particular de cada mujer y crear atuendos para cada una de ellas, así sea plus size, hiperdelgada, morena, de piel pálida o sobrepase los 50 años de edad.

En una visita exprés a la capital mexicana, Zac Posen espera paciente en la habitación de su hotel. Ha viajado para promocionar una línea de maquillajes que creó con tanta dedicación como lo hace con sus prendas de alta costura, pero con la particularidad de ser universal, diversa, conceptos que han definido su estilo de vida y su éxito profesional.

Con un traje verde olivo que hace juego perfecto con las rayas de su camisa blanca, nos a la bienvenida a una habitación a media luz; sonríe, se presenta con una mano firme e invita a sentarse para conversar.

¿Cómo trasladas la esencia de tu marca a esta línea de cosméticos en colaboración con MAC?
Traté de crea una línea de cosméticos que fuera como un kit de alfombra roja que está listo para usarse pero en el día a día. Para mí todo tiene que ver con los detalles, por eso trabajamos con los materiales de mejor calidad; el maquillaje también tiene integridad, de ahí que esta línea sea funcional para muchísimos tipos de rostros y tonos de piel, pero es muy femenino y la marca se encargó de que fungiera como un kit esencial para que quien lo use sea LA estrella.

El maquillaje ha sido un sinónimo de feminidad, pero ¿qué representa para ti?
El maquillaje puede ser tan importante como vestirse o como estar a la moda, es una expresión personal.

Ahora mismo en el mundo está creciendo un movimiento feminista importante. ¿Cómo crees que este se refleja en la moda y en las marcas?
Creo que puede ser definido en varias formas. Yo no estoy muy involucrado en esta cultura popular del feminismo, en lo personal he llegado a ser muy crítico de eso. Creo que en verdad hay un movimiento que está haciendo que las mujeres se empoderen y logren disfrutar su feminidad y su glamour, y esa es una nueva clase de feminidad, pero no tiene nada que ver con el feminismo. El feminismo no tiene que definirte a ti por la moda o por la sexualidad, pero la feminidad hoy en día es algo que está tomando un empoderamiento. Creo que el feminismo es algo que pertenece más al plano del género, mas no creo que una mujer que se preocupe por vestirse o maquillarse muestre sumisión.

Y como diseñador, ¿cómo te has sumado a esta conversación de respeto y equidad?
Yo he formado parte de esta conversación durante toda mi carrera. Eso ha sido parte de mi éxito, tanto como persona, como diseñador o como marca. Yo visto a mujeres de todas las edades, de todas las razas y de todo tipo de cuerpos y a la vista de todos. Para mí eso es un mensaje poderoso e importante para las demás marcas. Cuando miro el panorama de los que visten a las celebridades, noto que muchas marcas fijan un target para vestir, ¿sabes?, solo a mujeres menores de 30 años y creen que eso es algo normal y poco relevante, para mí sí es relevante. Yo pienso, “este es mi cliente y me encanta vestir cuerpos diferentes, razas distintas”, e intento representar eso. A mí lo que me llama es vestir mujeres que son interesantes dentro del cuerpo, que son creativas, poderosas.

¿Y por qué esos diseñadores pon target para vestir?
No sé, no puedo hablar por los demás, pero es evidente. Yo creo que es porque tienen miedo. Yo no soy una persona que esté muy preocupada por las tendencias. Yo estoy más interesado en la intemporalidad, por lo clásico, porque creo que vivimos en un mundo que tiene demasiado desperdicio, así que si haces una pieza que contenga verdadera integridad, esta va a perdurar por más tiempo y crear lealtad. Lo que a mí me mueve es un diálogo de integridad no un momento que está ahí y se va rápido, eso no ayuda a construir una marca o un negocio. Tú puedes ver esto con los diseñadores, que cambian de casa de modas con frecuencia, ese movimiento es el resultado de esta obsesión con seguir las tendencias, por ir rápido.

Tú has sido una voz fuerte en la lucha por defender la diversidad arriba de la pasarela. Has utilizado modelos de raza negra… ¿Crees que el mundo de la moda por fin se está subiendo a este barco de ser una industria inclusiva?
Creo que está en el proceso, que está abordando por fin la realidad de un mercado global. La sofisticación del mercado mundial, la pasión de los mercados emergentes, creo que la moda está renunciando a la exclusividad por causa e las redes sociales y que se está convirtiendo en un mundo más inclusivo. Sin embargo existe aún una lucha que buscar que todo tipo de mujeres sean representadas en una pasarela y esto indica que hay mucho más que hacer en este tema.

Yo veo las estadísticas y creo que aún hay pendientes, hay quien se niega a la inclusión y no entiendo por qué, siento que es una forma muy obtusa de pensamiento creer que existe un tipo de belleza ideal. Porque hoy en día puedes cambiar tu cuerpo haciendo ejercicio, tu rostro con cirugía plástica, se pueden hacer muchas cosas, pero eso no cambia el hecho de sentirse insatisfecho.

Tienes que estar cómodo dentro de tu piel y en tu cuerpo, eso es muy importante. Debes hacer lo que te haga feliz, desde vestirte como sea a usar polvo traslúcido (dice esto mientras toma uno de los maquillajes de su colección entre sus manos) y no me importa, es mi favorito y me da igual que me digan que esto es femenino.

¿Qué ejemplos darías de lo que se puede hacer al respecto?
Creo que hay muchas cosas por hacer, vestir en una expresión personal, pero es más importante levantar el puño y mirar adelante para que alguien siga tu ejemplo.

En un mundo en el que todo se vuelve desechable, ¿cuál es el reto para un diseñador?
Los retos más grandes son la distribución, definición de costos y lograr cubrir la demanda de los consumidores.

¿Y qué hay de ese conocido proceso en el que un diseñador presenta su colección en la pasarela y a los pocos días ya se ven las copias lowcost?
Te sorprendería saber que algunos de los más grandes diseñadores que hemos estado preocupados por ser copiados, en realidad compramos la copia y la usamos para diseñar nuestra próxima colección. No, en verdad, creo que esto es algo que nos alienta a ser más creativos, hacer que la marca tenga una voz propia y que las prendas se vuelvan algo aun más especial.

Supe que en esta apretada visita a México, lo primero que hiciste fue ir a la casa de Frida Kahlo.
¡Sí, fue fenomenal! Me encanta ver cómo son los lugares de trabajo de los artistas. Mi padre es artista y mi hermana también. Este tipo de lugares son algo que realmente logro entender y sentir esa historia de vida cuando me paro ahí. Vi una hermosa colección de algunos de sus atuendos y pude constatar que sí usaba elementos tradicionales, pero los reinterpretaba. Pude admirar que es una gran colorista tanto de su época como de la actual o la que sea. Y en la vestimenta se ve todo eso, se ve su vida; ella misma hizo sus zapatos, sus corsés. Es por eso que es un ícono de estilo, eso es lo que me inspira es a lo que yo llamo definir tu propia belleza.