Esos poderes de ‘Sabrina’ que nos serviría mucho tener hoy

La serie de la famosa bruja adolescente cumple 20 años, ¿qué podrías hacer si tuvieras un poco de su magia?

Etiquetas:

Antes de comenzar a leer, otorgamos una licencia para sentirse viejo, porque sí, esa serie que veías cuando recuerdas que eras aún un niño o un errático adolescente, cumple 20 años desde su primera emisión; ‘Sabrina, la bruja adolescente’, entretuvo las tardes de millones de personas alrededor del mundo y, si algo algo atrapaba además de ese peculiar humor gringo era querer creer que los poderes de la brujita eran de verdad… y nos habría encantado tenerlos.

Sabrina, a quien daba vida la actriz Melissa Joan Hart, tenía poderes, pero muchos eran limitados por ser mitad humana, por ejemplo: no podía provocar enamoramiento en personas que no estaban destinadas a eso, tampoco eliminar la vergüenza, o estimular la ambición, ni darles talentos sorprendentes a los mortales, porque la reacción puede ser muy incontrolable (y porque si no, la serie no habría sido tan divertida), caso aparte, hoy queremos recordar esos momentos de magia en la vida de Sabrina que serían muy útiles poder aplicarlos en la actualidad.

1. Cambiar tu atuendo en un par de segundos
Tal vez es el poder que las chicas más envidiábamos de Sabrina, que en cuestión de segundos mudaba de ropa de pies a cabeza. ¿Cuánto tiempo extra podríamos dormir (o ver más series de tv) si pudiéramos hacer lo mismo?

sabrina ropa

2. Tener un gato que habla
Salem solía ser un gato negro común y corriente, hasta que Sabrina cumplió 16 años y supo que tenía poderes sobrehumanos. Uno de ellos era poder hablar con él (que en realidad es un hombre que quería dominar el mundo y su castigo fue quedar convertido en gato). En estos días, ¿quién no querría saber qué tanto quiere ese gato que maúlla sin descanso ahí al lado tuyo?

Gato salem sabrina

3. Tener un gato que habla y que se coma toda la comida calórica
Un pleito eterno con este gato obstinado era que siempre acaparaba la comida. Lo cual puede ser una gran virtud si se está a régimen de comida engordadora y se desea que ese gato parlanchín se mantenga callado.

gato salem sabrina come

4. Poder parar el tiempo para evitar pleitos con tu pareja
Harvey Kinkle era el eterno cómplice de Sabrina, más tarde se hicieron novios y los problemas comenzaron. ¿Qué tan útil sería poder parar el pleito en su punto más álgido y, al regresar a la normalidad, hacer como que nada ha pasado? Claro, es to sería útil siempre y cuando la discusión no sea por  Whatsapp.
 

harvey y sabrina

5. Tener unas tías tan cool como Hilda y Zelda
Una dedicada a la ciencia y otra a ser la persona más caótica, pero con el don de tocar el violín. Si además te enseñan a hacer la sopa instantánea en el caldero mágico, tienes la vida resuelta, o casi.

tias sabrina

6. Viajar en el tiempo
Entrar armario de blancos implicaba no solo tener toallas limpias sino poder entrar a una dimensión donde el tiempo se altera. ¿Imaginan poder huir de este mundo si gana las elecciones Donald Trump?

sabrina viaja tiempo

7. Dar su merecido a los malos sin que se enteren
Sí, a ese compañero del trabajo que se comió tu postre “sin querer”, el señor que no dejó sentar a la anciana en el lugar preferente, al que ofende a las mujeres porque puede… con un simple movimiento de dedo, esos malosos de la vida real recibirían su merecido. Como Libby.

libby sabrina

8. Convertirse en chico
Por si no recuerdan, en varios capítulos, Sabrina se convertía en un chico cuyos únicos problemas era ser muy bajito, tener un pecho muy abultado (bueno, en los programas de televisión de los 90 tampoco se hacían milagros) y causar un extraño deseo en los hombres. ¿Qué tan útil sería poder cambiar el físico femenino por masculino cuando se anda de madrugada por las calles de la Ciudad de México? Mucho, por desgracia.

sabrina hombre

9. Aparecer comida deliciosa
¿Se te olvidó el tupper en la casa y no tienes dinero? Si fueras Sabrina, podrías aparecer todo tipo de comida con solo chasquear los dedos. Y si te has excedido al usar este poder, recurre al punto número tres.

sabrina magia galletas

10. Parecer normal cuando no lo eres
Y aunque a ella le encantaba tener poderes mágicos, siempre vivía con ganas de ser normal como todos sus amigos, pero ¿quién se puede decirse normal en estos días? Por eso amamos a Sabrina.

sabrina normal