Refugios Deluxe para sobrevivir al invierno

Te presentamos un chalet y tres hoteles que te darán ganas de vivir un temporal.

Etiquetas:

En Courchevel, Val D’Isere, La Thuile o Le Miroir (en los Alpes francosuizos) la aristocracia europea y la jet set internacional sabe que la señal definitiva de estatus —en lo que se refiere a hospedaje— es rentar un chalet privado. Eso sí, sin prescindir del servicio de habitaciones, de la alberca o del chofer. Esa es precisamente la especialidad de Consensio, un híbrido entre consultora e inmobiliaria de lujo que en los meses previos a la temporada alta conversa con sus clientes para crear una experiencia absolutamente a medida en el interior de sus viviendas.

Su última estravaganza está en Morzine (Alta Saboya, Francia) y se llama Jejalp. Un refugio para familias que cuenta con cuatro pisos, cinco dormitorios, un cuerpo central de cristal conectándolos que funciona como bodega de vinos, spa, gimnasio, sala de cine, otra de billar y todo ello atendido por un conserje, un equipo de camareros, un chef, un conductor privado y, por supuesto, ser-vicio de limpieza diario. Porque cuando va a esquiar, su prioridad no es hacer la cama.

Guía snob para vacacionar en invierno


Altapura, Val Thoerns – El Techie

Un interior futurista diseñado por la gurú de la decoración Jocelyn Sibuet, un spa con iglú y balcones asomados a la pista de patinaje más alta de los Alpes.
oxfordski.com

Des Dromonts, Avoriaz – Regusto Sixties
El único hotel de la zona al que se llega en un trineo tirado por caballos le depara una sorpresa: las chimeneas son diseños retro de Pierre Cardin restaurados.
hoteldesdromonts.com

Nira Montana, La Thuile – Decadencia Encantadora
Un cinco estrellas en un pequeño pueblo de montaña del siglo XII: madera en todas las superficies, lámparas de Foscarini y un restaurante italiano excelente.
niramontana.com

*Artículo publicado en nuestra edición impresa de enero.