El fenómeno Pokemon Go

La app tiene más de 21 millones de usuarios, ha provocado accidentes, bajas en Facebook y hasta rupturas amorosas.

Es como un ataque de zombies, pero real. Desde hace diez días, la aplicación Pokemon Go tiene vueltos locos a unos 21 millones de usuarios de todo el mundo buscando y cazando criaturas fantásticas de un mundo virtual que se mezclan con el real; se ha vuelto una fiebre, una fascinación que hace mucho no sucedía entre los juegos de video.

Se trata de una aplicación móvil en la que los jugadores pueden pasear por las calles de sus ciudades capturando a sus criaturas (pokemones) favoritas. Hasta ahora está en más de 30 países, es free-to-play y está disponible tanto en Android como en iOS. La sensación de Pokemon Go no solo ha desprendido cifras impresionantes, sino historias curiosas y hasta de terror, empecemos por las más recientes.

La caída del sistema

Este lunes, se anunció que los servidores del desarrollador del juego, Niantic, no han podido soportar los más de 21 millones de usuarios que desean entrar a la aplicación al mismo tiempo. Se trata de una cifra récord que en Estados Unidos ya ha superado en uso a Instagram o WhatsApp.

Los fallos en la aplicación y la falta de conexión ha provocado una oleada de por parte de los usuarios en redes sociales. Nintendo ha tenido que enviar comunicados y dar explicaciones sobre cómo la plataforma fue rebasada por una cantidad de usuarios inusitada, algo para lo que Niantic no estaba preparado.

Fenómeno financiero

En un momento en que la compañía Nintendo se veía fuera del mercado creciente que le dieron años pasados, ha llegado una renovación que no solo le da nuevos aires, sino ganancias jugosas.

En 1992, la compañía japonesa era dueña del 90% del mercado de videojuegos, cifra que se fue mermando gracias a la competencia y sumamente disminuida con la aparición de los smartphones y las aplicaciones móviles, pero ahora, con la nueva consola que saldrá a finales de 2016 y con Pokemo Go, se reportó que las acciones de Nintendo subieron 86% desde el jueves pasado; esta sola app agrego 7.5% millones de dólares al valor del mercado de las acciones de la empresa.

Llamado de atención
En Estados Unidos ya comienzan las alertas públicas al respecto de utilizar la aplicación mientras se conduce el auto o se realiza otro tipo de actividades peligrosas. Esto se dio a raíz de dos accidentes ya ocurridos.

El primero, en San Diego, California, donde dos jóvenes veinteañeros caminaban cazando pokemones sin percatarse de la cercanía de un acantilado al cual cayeron, el primero de ellos alrededor de 30 metros y el segundo a unos 15 metros. El incidende no pasó de algunas heridas. El segundo ocurrió en Palm Coast, al noreste de Florida, donde dos jóvenes estaban dentro de su auto jugando con la app cuando el inquilino de la casa enfrente comenzó a disparar contra ellos porque pensó que eran sospechosos delincuentes. Por fortuna no hubo daños qué lamentar.

Adiós Facebook

Sensor Tower, una firma de análisis de tendencias de aplicaciones móviles, aseguró que Pokemon Go ya superó a Facebook, Twitter y Snapchat. El lunes, los entrenadores en busca de combates y nuevas criaturas hicieron una marca: pasaron en promedio 33 minutos delante del juego, algo que supera a Facebook donde el promedio de estancia es de 22 minutos, Snapchat con 18 minutos y Twitter con 17 minutos. Sin embargo, esta app aún no supera a Game of War, que se juega en promedio de dos horas al día, o a Candy Crush Saga, que llega a los 43 minutos.

Crisis en Central Park

El pasado viernes a las 11 de la noche en Central Park, Nueva York, decenas de personas corrieron al interior del parque para atrapar a un Vaporeon, un pokemon muy especial y difícil de conseguir. Para capturarlo, la gente bajó de sus autos, bicicletas, se abalanzó contra otros con tal de obtenerlo para su colección. Aquí puedes ver el video de tal momento de locura.


Detector de infieles

Evan Scribner no pudo negar a su novia que le estaba siendo infiel y el causante fue Pokemon Go. Dado que el juego funciona con un sistema de geolocalización, este evidenció que el chico había estado en la casa de su expareja. Cuando vio el historial de captura de sus pokemones, su novia lo encaró no tuvo otra opción que aceptarlo.

Historia de terror

Shayla Wiggins salió de su casa ubicada en la ciudad de Riverton, Wyoming, para atrapar nuevas criaturas en el juego de realidad aumentada. Buscaba un pokemon de agua cerca del río Wind River, pero en vez del bichito ese dio con un cadáver que flotaba en el río. Ante el hallazgo, llamó al 911, quien dio seguimiento al caso.