Memorables personajes infantiles en el cine

Repasamos algunas películas icónicas donde los protagonistas son niños.

Algo hay en las historias infantiles que suelen conectar con nosotros como público de manera especial. Casi del mismo modo en que las películas que vemos de niños nos conectan y acompañan el resto de nuestras vidas como cinéfilos de manera muy particular.

Soy parte de esa generación que mientras The Goonies estaba en los cines, aún podía salir a jugar con mis amigos a la calle por horas sin mayor preocupación, imaginando tener esa misma clase de aventuras. Para este Día del Niño, en lugar de pensar en películas para niños, preferimos preparar una lista de interesantes, entretenidas y/o recomendables películas sobre historias de niños.

Cualquier recorrido por el cine de historias infantiles debe hacer una escala obligatoria en la filmografía de Steven Spielberg. Desde la nostálgica E.T. hasta The BFG pasando por Artificial Intelligence: AI y Hook, el cine de Spielberg se recarga fuertemente en sus personajes infantiles y sabe construir una natural empatía e identificación hacia ellos. Muchas veces la historia se narra a través de sus ojos, jugando con esa perspectiva de inocencia.

No es gratuito que películas y series con esa carga romántica y nostálgica hacia la infancia en otra época, como Super8 de J.J. Abrams o Stranger Things, sean definidas como homenajes al cine infantil y de aventuras de Spielberg de esa década.

 

Otra película destacada de esa época ochentera, además de la ya mencionada The Goonies, es Stand by me, cuya trama sobre ese momento en que experiencias de vida cierran la etapa de la niñez y nos hacen ver la vida distinto sigue siendo una muy reflexiva y emotiva experiencia.

Su narración en off remite a otro clásico de la época, pero en televisión, The Wonder Years. La exploración en pleno de la vida infantil y adolescente de un niño promedio con el que cualquiera podía identificarse.

Otro director que ha logrado realizar cautivantes películas con niños en el centro de la historia es el mexicano Guillermo del Toro. En los terrenos del terror, El Espinazo del Diablo, y de una obra maestra que mezcla lo fantástico con lo histórico y realista, El Laberinto del Fauno, Del Toro aprovecha la perspectiva infantil con una sensibilidad y naturalidad admirables.

En el universo de este director, la vida es compleja y nada idílica, llena de claroscuros y de lecciones de vida, de introspecciones y reflexiones tanto como de imaginación y magia.

Otras opciones dentro del cine contemporáneo que cuentan con interesantes protagonistas infantiles pueden ser Sixth Sense, para alimentar el lado macabro a partir de la historia de un niño que “ve gente muerta”; Little Miss Sunshine y su muy entretenido y reflexivo retrato de una familia disfuncional; A Monster Calls, del español Juan Antonio Bayona (recientemente en cartelera), donde las pesadillas de un niño son la ventana a miedos reales sobre la pérdida y el duelo; The Room, la cruda historia de un secuestro y las fantasías infantiles para superar la experiencia; o la holandesa En un mundo mejor (Hævnen), Oscar a Mejor Película Extranjera en 2011, donde una amistad entre dos niños de 12 años se convierte en algo peligroso por tratar de vengarse de otros niños que les hacían bullying.