Los 20 momentos más absurdos que nos regaló la cultura pop mexicana

Joyas que van de lo sublime a lo ridículo; recopilamos algunos momentos de ayer y hoy en los que los involucrados desearon que la tierra los tragara.

Etiquetas:

,

,

El descuido Stanley/Bezares

En pleno “gallinazo” en vivo y en directo, es decir, de aquel ridículo baile que ejecutaban Paco Stanley y su fiel —es un decir—patiño Mario Bezares, una sospechosa bolsita que parece contener un polvo color blanco cayó del saco de Bezares. Antes de YouTube todo era un rumor urbano, pero alguien con una videograbadora y sin nada que hacer inmortalizó el suceso en VSH y lo subió a la red hace algunos años. Hace poco Bezares aseguró que lo estaban tratando de desacreditar y que lo que se le cayó era una bolsa de kleenex. No sabíamos que ya los había con presentación en polvo, pero hoy pasaremos a la farmacia más cercan a preguntar. Del supuesto video sexual de Bezares (sin Paco) que acaba de salir, mejor haremos de cuenta que nunca escuchamos hablar.

 

Luis Miguel le dice que no a Thalía

En pleno Acapulco Fest, una Thalía en estado de gracia de popularidad, le dice a Luis Miguel en nombre de todos los mexicanos que era “nuestro rey, nuestro sol y todo para nosotros”. Él, como buen emperador, ante los embates de la cantante que quiere cantar con él en vivo en ese momento, acaba pidiéndole que se vaya porque “no han ensayado” y que “mejor en otro programa”. La risa nerviosa que se escucha como respuesta de Thalía, indica que no le gustó mucho la acción. (Aunque también hubo un beso de por medio que de seguro dejó aun más desconcertada a Thalía).

 

Mala noche… sí

“La Tigresa” Irma Serrano se presentó en ‘Mala Noche ¡No!’, el programa de Verónica Castro, y le provocó pesadillas a las desafortunadas almas que la vieron cantando un supuesto “rock” mientras bailaba arrítmicamente e interpretaba una espeluznante —pero en el peor sentido posible— canción.

 

 

Why the Rito?

Joaquín López-Dóriga fue el actor estelar de ese otro momento ridículo de la cultura pop en México, al tratar de hablar en inglés mientras entrevistaba al actor Anthony Hopkins. El periodista le soltó al aire la pregunta “why the rito?”, a un perplejo actor que no sabía si se trataba de un programa de cámara escondida. El suceso se convirtió en un chiste y hasta un CD de remixes tuvo.

 

Cristian Castro reprueba historia

Cuando le preguntaron sobre los héroes de la independencia que más admiraba, el cantante mencionó a Sor Juana Inés de la Cruz y Octavio Paz. Después, cuando en su noticiero el mismo López-Dóriga le pregunta si su respuesta había sido en broma, Castro se defiende y para dejar en claro su cultura, afirma (muy en serio) que Benito Juárez sí fue uno de sus héroes de la independencia. El pop nunca estuvo más peleado con la escuela que con estas declaraciones. “Los cantantes solo sabemos de canciones”, se justificó el otrora gallito feliz.


Décadas antes, su padre Manuel Loco Valdés fue vetado de la televisión por su famoso chiste sobre el mismo Benito Juárez (al que llamó “Don Bomberito Juárez”. No aguantan nada)… ¿déjà vu?

 

Cristian Castro metalero

Pero sigamos con Cristian. En los años 90 declaró en la revista Eres: “no creo en el rock hecho en México... ¿cuándo va a haber unos Guns N Roses nacionales? Nunca”. Pero recientemente, más o menos por las mismas fechas en que salió en tanga en unas fotos de Instagram, Cristian grabó un disco de heavy-metal y se presentó en foros como el Vive Latino con su grupo La Esfinge, con más pena (ajena) que gloria.

 

José José, el nuevo príncipe del reggaetón

“Como cantante procuro interpretar lo que está de moda. Ahora me tocó el reggaetón”, comentó el artista cuando le preguntaron sobre su desconcertante incursión en el perreo. Ok, es un “príncipe” y se supone que es incapaz de mentir, pero la realidad es que grabó la canción ‘Sr. Internet’ y apareció en TV haciendo movimientos a la Daddy Yankee, solo por apoyar la carrera de Sarita su pequeña hija (o eso queremos creer). Claro que eso no lo exenta de lo fuera de lugar que se vio.

 

José Madero: Besos de ceniza

Parecía que los escándalos y demandas de plagio eran suficiente para hundir en el desprestigio a Panda y a su cantante y “compositor” José Madero, pero sus fans le dieron una oportunidad. Durante una firma de autógrafos en la que promovía su disco solista, el cantante más popero del happy-punk azteca logró convocar a cientos de fans, pero acabó siendo exhibido cuando se limpió con fervor los residuos de los besos que le plantaban sus seguidoras. El suceso quedó inmortalizado en videos y el cantante se defendió alegando que “sólo quería estar presentable” pero que no le daban asco sus fans…

 

Belinda y el incidente de la manzana

La cantante fue invitada a un programa matutino y en un arranque de ¿valentía?, se comenzó a golpear obsesivamente con una manzana en la frente, como parte del “inteligente” reto del programa. No lo logró, pero sí se volvió trending topic. La producción de la emisión, incluso publicó el siguiente tuit: “¿Qué le pasa a @belindapop?”

 

Aleks Syntek y la canción del bicentenario

“El futuro es milenario” le dio tanta pena a Aleks que se salió de Twitter ante las críticas recibidas. El tema, compuesto a medias con el cantautor Jaime López para conmemorar los 200 años de la independencia de México, incluye más “Shalalalalas, Shalalalalas” de los que el público pudo soportar. Claro que el artista declaró que todo fue una campaña orquestada para ridiculizarlo y que los “shalalas” son universales.

 

Erika Buenfil cantando

Sí, Erika Buenfil cantaba, y se atrevió con un himno de la movida española: “Enamorado de la moda juvenil”, original de Radio Futura. En su momento nadie se atrevía a decirle lo mal que lo hacía, pero se retiró del canto tras publicar cuatro discos. Incluso existe una página de internet que ironiza al respecto, llamada buenfilcantaba.blogspot.mx.
 

 

Cualquier nota que involucre a Ninel Conde, Niurka, Sabrina o genéricos

Sí, y nos referimos a las notas serias o a las que parecen de broma (pero que son en serio…)

Por respeto al lector, no pondremos video.

Shanik Berman contra el mundo

Si bien la periodista de espectáculos ha dado mucho de qué hablar a lo largo de su carrera gracias a sus incisivas críticas, un momento especialmente penoso fue cuando criticó ácidamente en vivo en el programa ‘Estrellas de los 80’, al grupo Botellita de Jerez: “ustedes tocan pura guácala” les dijo, “no es posible que entre tantos millones de mexicanos no haya algo mejor que ustedes, es como para ponerse a llorar…”. Todo mientras ellos se trataban de defender y le hacían caras.
 

La mascota de Timbiriche

En los años 80, el grupo tenía una botarga de mascota que era una mezcla de Barney con algún personaje de Burbujas, pero con una cabeza de pera horrible. Sinceramente, ningún niño podría querer a ese ridículo “amigo cocorito” (y además, qué infame nombre), que más bien podría provocar pesadillas.

 

Matute y la gran estafa del pop pastelero

Y es que… ¿a quién se le ocurre encargarle que componga una canción a un grupo que se dedica a hacer versiones y que no sabemos quién lo sacó del bar de Insurgentes donde deberían seguir? Matute (hasta donde sabemos, la pandilla de Don Gato no lo ha demandado por usar el nombre), el grupo donde milita el hijo de Lupita, Jorge D’alessio presentó en vivo durante el centenario del equipo, su flamante “himno oficial” que resultó ser algo así como un cover del club Sevilla de la primera división de España.

 

El ataque a Locomía

Si bien la sola imagen de Locomía justificaría su inclusión en este conteo, un renovado grupo español protagonizó un momento surrealista en México cuando los fans reclamaron ver a sus ídolos originales. El resultado, que Raúl Velasco regañara en vivo a las descontroladas fans (las tachó de ser como los emperadores romanos que decidían quién vivía o moría… y no podemos sino rendirnos ante su metáfora). Las fans agredieron físicamente al grupo y se dice que casi les rompen sus abanicos.

 

La marca del zorro

Otro momento muy “Velasco” y muy ochentero, fue cuando el conductor en pleno programa detiene la actuación de un artista llamado El Zorro, para decirle en vivo que “no tiene talento, que no es auténtico, que está muy afectado y que no le augura porvenir en este negocio”. El nada sutil conductor, remató diciendo que no puede darle al público “gato por liebre” (más bien, zorro por liebre). En otro momento glorioso, Raúl Velasco le había dicho en vivo y en directo a Thalía que su anterior look era de una mujer “corrientota”.

 

Lucerito contra la prensa

No conforme con recetarnos una canción con la siguiente letra: “Cuéntame las pecas de espalda, no te acerques más, con calma, que me caigo de la hamaca”, la cantante y actriz tuvo un ataque de ira durante una conferencia de prensa en las que defendió a su guardaespaldas “tuvo que reaccionar de esa manera, califíquenlo de la manera que ustedes gusten, su herramienta de trabajo es su pistola”. Es que el angelito encañonó a la gente con su arma durante un evento en el que supuestamente fue agredida su protegida. Los medios de la época tacharon la actitud defensiva de artista como ridículamente agresiva.