‘Mentor & Protégé’, un encuentro entre la experiencia y el talento

Rolex presentó, por primera vez en México, su célebre iniciativa para el fomento de las artes.

Con el objetivo de transmitir el patrimonio artístico de una generación a otra, en 2002 la firma de relojes Rolex creó la ‘Iniciativa Artística Rolex para Mentores y Discípulos’, un proyecto bianual que reúne a profesionales de siete disciplinas –cine, teatro, danza, arquitectura, música, artes visuales y literatura– con jóvenes talentos para vivir un año en colaboración creativa a través de una relación de tutoría uno a uno.

Este fin de semana, el programa liderado por Rebecca Irvin, directora de filantropía de Rolex, llegó por primera vez a nuestro país, y a Latinoamérica, con un evento llamado ‘El fin de Semana de las Artes Rolex’, en donde además de presentar el trabajo de los discípulos de la generación 2014-2015 se realizó una serie de actividades artísticas curadas por Joseph. V. Melillo, productor ejecutivo de la Academia de Música de Brooklyn.

Noche de arte con la jet set internacional

México no sólo tuvo el honor de ser el anfitrión del especial evento, sino que también contó con dos importantes representantes. Por un lado, Alejandro González Iñárritu, que fungió como mentor del cineasta israelí Tom Shoval, y, por el otro, el artista visual Sebastián Solórzano, quien fue elegido en la categoría de teatro y tuvo oportunidad de trabajar con Jennifer Tipton, famosa por sus diseños de iluminación para espectáculos de danza.

Tom Shoval, quien estuvo con Iñárritu durante la edición de sonido de ‘Birdman’ y las grabaciones de su nueva cinta ‘The Revenant’, describió la experiencia como “un gran honor” y enfatizó: “(Alejandro) fue extremadamente generoso y me dio acceso total a donde sea que él fuera… Estuve en los ensayos, preproducciones, en la construcción de tomas y de escenarios”, comentó. Por último, el joven agregó: “Creo que Alejandro es un director de cine íntegro, porque absorbe el cine, es parte de él”.

Solórzano también platicó sobre su trabajo con Jennifer, a quien considera “una especie de Buda”. Según comentó, el mayor reto fue entrenar sus ojos y aprender a mirar como su mentora. “Entrené mis ojos, no sé exactamente qué aprendí, creo que lo sabré hasta el momento en el que empiece a aplicarlo”, mencionó. “La forma en la que Jennifer decidió enseñarme fue, básicamente, convirtiéndome en un testigo de su trabajo”, puntualizó.

Además de Tom Shoval y Sebastián Solórzano, otros jóvenes que participaron en la iniciativa 2014-2015 y presentaron su trabajo en nuestro país fueron Gloria Cabral, discípula del arquitecto Peter Zumthor; Sammy Baloji, discípulo del artista Olafur Eliasson; Myles Thatcher, discípulo del coreógrafo Alexei Ratmansky; Miroslav Penkov, discípulo del escritor Michael Ondaatje, y Vasco Mendonça, discípulo de la compositora Kaija Saariaho.

Personalidades como Martin Scorsese, Mario Vargas Llosa, Gilberto Gil, Anish Kapoor y Brian Eno también han fungido como mentores en años anteriores.