10 versiones en español que no debieron ver la luz

Concebidas originalmente en inglés, estas canciones pasaron con cero gloria. Te presentamos una de las que jamás debieron ser traducidas porque el resultado fue terrorífico.

Instrucciones para destruir a Pink Floyd.

Está bien que en la versión original, un coro de niños interprete el anárquico coro final de la canción, pero este cover infantil de ‘Another brick in the Wall’ (acá le pusieron ‘La pared’) de 1988 a cargo del grupo donde militaba Jay de la Cueva, —el futuro destructor de otras canciones con su grupo Moderatto—además de innecesario, desvirtúa totalmente el mensaje contestatario original y lo convierte en un panfleto hippie: “Se oyen voces de protesta, suplicando más amor”, dice la letra.

Perdiéndole el respeto a John Lennon.

En los años 90, Laureano Brizuela estuvo en la cárcel en México por supuesta evasión de impuestos. Afortunadamente para él, destrozar el cancionero Lennoniano no estaba tipificado como delito, de otro modo, el “ángel del rock” argentino hubiera obtenido cadena perpetua con sus traducciones, un atentado al buen gusto que hizo que un clásico como  ‘(Just Like) Starting Over’ —que ya era bien sentimental y amorosa de por sí—, acabara como una cursi y simple balada romántica cliché rebautizada como ‘Enamorándonos’.

Cómo derrumbar una canción pop perfecta como ‘Take on me’ .

“Está de moda lo retro, hagamos un cover en español de un hit ochentero y seguro va a pegar”, debieron pensar los integrantes (o el productor, más bien) de OV7 cuando decidieron profanar el clásico synth-pop de A-ha. Una canción pop sencilla y tristona, se convirtió en sus voces (a ritmo dance como de antro noventero, pero en pleno 2012) en una infamia llamada ‘Prisioneros’. “Quiero escapar pero el piso se convierte en mar” es una de las “profundas” líneas de la versión en español de la canción de la banda noruega (y no, las voces de robot con vocoder a “la Daft Punk” no la salvan). En el disco donde se incluye la canción, hay otras desafortunadas versiones a clásicos pop de Wham!, Starships y Berlin, las cuales, no nos hemos atrevido a escuchar.

A años luz de ‘Rolling in the Deep’.

Apostamos que tus amigas desafinadas, —ésas con las que vas al karaoke — cantan mejor que esta bailarina cubana que, en un ataque de falta de sentido común, decidió versionar la inmaculada canción de la inglesa a un ritmo latino que no acabamos de entender. El resultado no podría haber sido peor. “Olvidaré cada pedazo de ti…” canta Liz en cierta parte de la canción rebautizada como ‘Llegando hasta el fin’. Te retamos a que llegar tú llegas tú hasta el fin de la canción.

Los huéspedes ingratos del ‘Hotel California’.

El combo de músicos gitanos franceses de origen español, se “hospedó” en el famoso ‘Hotel California’ de The Eagles, lo adornó con guitarras flamencas, voces, rumba y una traducción casi literal de la letra original. Tan al pie de la letra, que en cierta parte tienen que recitarla ante la imposibilidad de que suene bien en castellano. Una versión insuperable, es decir nadie le ganaría su puesto como la peor versión conocida de esta canción.

Atrevimiento a la ‘Starman’.

Quizás con la intención de dejar atrás el italo-disco que lo hizo popular en sus inicios y pensando que lo tomarían más en serio, el artista español famoso a principios de los 80, realizó una versión bastante horrenda a mediados de esa década (con la voz afectada y saturada de ecos) de una de las canciones de habla inglesa más influyentes de todos los tiempos: ‘Starman’ de David Bowie : “Soy Starman, soy de otro lugar” canta el rubio cantante español, pero no nos convence.

Reinventando ‘Video Kill the Radio Star’.

La canción original es famosa porque su video, fue el primera que se transmitió en MTV. Pues bien, el grupo español Aerolíneas Federales realizó una versión bastante divertida a la que titularon: ‘MI vídeo no tiene mando a distancia’, pero con una historia totalmente diferente en la letra. Si la canción original es una oda a la modernidad, en su letra en español del grupo, se narra la decepción de un tipo que compra una videocasetera de oferta y muy tardíamente se da cuenta que ¡no tiene control remoto! (es decir, “mando a distancia”, como le dicen por esos lares).

Que alguien llame a The Police.

El cabello largo no te hace buen músico. Eso debió aprender Sergio Blass, el ex Menudo, si hubiera asistido al menos a la “school of rock “ de Jack Black o si mínimo hubiera visto la película. La versión de la famosa canción de The Police (‘Every Breath You Take’) que habla de un obsesivo hombre celoso que acosa a su pareja, se volvió una terrible adaptación en boricua intitulada “Siempre te amaré”, que hacía llorar a los fans…de The Police.

‘No rompas más, mi pobre corazón’ o cómo hacer una versión igual de mala que la original.

¿Sabías que el papá de Miley Cyrus es el compositor de la versión original de ‘No rompas más, mi pobre corazón’? La letra que adaptó el grupo Caballo Dorado a la canción ‘Achy Breaky Heart’, realmente es igual de simple que anglosajona, pero además de que en español suena aún más repetitiva, gracias a su castellanización, tenemos que aguantar la terrible coreografía en cualquier boda o fiesta mexicana.

Robertha y el tonto de la colina.

Sin duda, la peor versión en español y es a una canción de The Beatles: ‘The Fool on the Hill’. Excesivamente melodramática y carente de melodía, la versión podría provocarle un aneurisma a Paul McCartney si escucha cómo masacraron su canción. La cantante peruana, simplemente tomó un diccionario español / inglés, tradujo la letra y ¡listo! el peor cover de la historia. “Tú no le digas tonto, porque el tonto entonces serás, porque el hombre de la colina un tonto no es” dice la letra de tan poco ingeniosa versión. Lo más infame del asunto, es que al parecer un éxito en su momento y hasta fue rescatada en el disco ‘Easy Melodies’, editado en México hace algunos años.