El ABC de un plan de negocios

No. No te imagines un Excel de diecinueve plantillas lleno de proyecciones y escenarios con corridas de algoritmos y supuestos financieros.

O sí. Pero no nada más eso. Digamos que las corridas financieras son la última etapa de un plan de negocios.

Lo que realmente es el famoso business plan –contra la miopía insistente de algunos de verlo como un mero escenario de proyección financiera- es un sueño plasmado en un papel, sobre todo cuando se trata de la idea de un nuevo negocio.

Varios expertos coinciden (entre ellos Mat Beeche, fundador de Startup Daily y conferencista de entrepreneurship), que la primera prueba de ácido que debe tener un emprendedor es reunir a sus amigos, invitarles un café y hacerles toda la presentación de su plan de negocios (repetimos, su sueño en papel). Si ahí se es convincente, es una buena señal para seguir adelante. De no ser así, habrá que volver a replantear todos los términos.

El ABC y los tabús

Primer paradigma: ¿tener o no tener socios capitalistas? Hay que tomar en cuenta que los socios te pueden ayudar mucho. O te pueden lastimar, al grado de aniquilarte. Así que a la hora de comenzar con el trazo de tu plan de negocios ten claro con quién y cómo estás dispuesto a asociarte.

Si consideramos que el plan de negocios es, esencialmente, ese documento que define con claridad la misión y las metas de –en este caso- un nuevo proyecto de emprendimiento, y enuncia las maneras en que se alcanzarán esas metas, aquí te damos seis puntos mínimos (no te puedes saltar ninguno, lo sentimos) que debes incluir:

1.      Resumen ejecutivo
2.     
Descripción del negocio
3.     
Descripción del producto(s) o servicio(s)
4.     
Plan de marketing
5.     
Plan operativo y de gestión
6.     
Plan financiero

Y aunque puede haber muchas maneras de organizar la información, cuando consideras que estás buscando una fuente de financiamiento (o de partnership), aquí el orden sí altera el producto, así que lo mejor es que te sujetes al orden señalado, precisamente para que la narrativa de tu plan sea coherente, consistente y muy clara.

Vamos por partes, que te resumimos con los puntos esenciales de entendimiento, para no abrumarte de más, sino otorgarte las herramientas mínimas como punto de encuentro para iniciar el trazo de tu plan de negocios.

Resumen ejecutivo: uno o dos párrafos que sintetizan el valor de diferenciación (eso que se llama factor único) de tu idea de negocio.

Descripción de negocio: aquí sí entras a detalle (de verdad a detalle) en el desarrollo completo del esquema de tu negocio, incluyendo nombre, estructura jurídica, equipo de trabajo y talento, además de elaborar a fondo la argumentación de lo que hace “único” a tu negocio y las métricas e ideas que lo harán exitoso.

Producto o servicio: concepto y tecnología clave en que está sustentado tu producto o servicio, qué incluye y qué beneficios otorga, cómo resolverá necesidades específicas de los consumidores y por qué estos últimos optarán por tu negocio.

Plan de marketing: define bien tu target, analiza a tu competencia (directa e indirecta), cómo posicionarás tu producto o servicio, factor de precio, distribución, plataformas, promoción y publicidad.

Plan operativo y de gestión: aquí deben entrar desde tus cadenas de suministro (proveedores) hasta todos los requerimientos de gente, tecnología, administración, sistemas de ventas, etcétera. Es importante mostrar las credenciales de quién dirigirá el negocio (seguramente tú), requerimientos de talento, salarios y demás.

Plan financiero: las proyecciones que hagas, sobre todo al dirigirte a un inversionista, deben cumplir con tres máximas: crecimiento acelerado, optimización de flujo de efectivo y maximización de rentabilidad. Así que en esta zona es donde tu sueño se convierte en lámina de Excel: cuándo alcanzas el punto de equilibrio, cuáles serán tus ingresos, cuál será tu flujo de efectivo, estacionalidades, costos de apertura y expansión y cuánto dinero estás dispuesto tú mismo a invertir. Tienes que incluir tu plan a tres años, al menos.

¿Estás dispuesto a plantear todo esto? Si tu respuesta es sí, te deseamos mucho éxito. Si tu respuesta es no, ponte a buscar trabajo.

Para preparar a detalle tu plan de negocios, te recomendamos estas páginas, que pueden ser muy buenas guías:

Create your business plan

How to write a business plan

Cómo escribir un gran plan de negocios (Harvard Business Review)

Todos los pasos para elaborar un buen plan de negocios

Tu plan de negocios paso a paso