‘No sin mi asesor’

Detrás de las carreras políticas más solventes y de los ‘royals’ mejor valorados se encuentra esta figura imprescindible.

La diferencia entre ser candidata y presidenta puede radicar en un gesto tan banal como comprar un burrito. O llamar Scooby Doo a tu furgoneta de campaña. Hillary Clinton lo sabe. También que para convertirse en la próxima presidenta de los Estados Unidos no basta haber sido primera dama, senadora y secretaria de Estado, o estudiado en Wellesley y Yale. Por eso ha reclutado a Kristina Schake. Detrás del selfie de la demócrata con Kim Kardashian y Kanye West estaría la asesora, quien también publicó la imagen de Michelle Obama en 2011 (bailes en la televisión y carreras de sacos incluidas).

Si Clinton necesita transmitir cercanía, la duquesa de Cambridge debió atender las demandas de Isabel II, que le habría pedido un guardarropa más regio para sus viajes oficiales. De ahí que irrumpiera la estilista Lady Natasha Archer. En México, el presidente Enrique Peña Nieto ha contado con la asesoría de Francisco Guzmán Ortiz, que luego de estar al frente de la Coordinación de Asesores de la Presidencia de la República ahora es Jefe de la Oficina de Presidencia. Ni el trabajo es fácil ni el asesor una figura infalible. Porque a los Clinton, ¿quién les recomendó bailar pegados en traje de baño en pleno escándalo Lewinsky?

Cómo una ejecutiva de L'Oréal puede convertir a Hillary en presidenta

¿Quiénes son los expertos más mediáticos?

  • Natasha ‘Tash’ Archer: La estilista, de 27 años, ya figuraba como asesora personal en Kensington antes de que Kate Middleton le confiara su guardarropa.
  • Francisco Guzmán Ortiz: El ahora Jefe de la Oficina de Presidencia fue estratega de Peña Nieto desde que éste gobernaba el Estado de México. Fue Coordinador de Información y Estrategia y asesoró sus discursos en la campaña presidencial.
  • Andrés Manuel López Obrador: Ya buscó la presidencia de México y ahora apunta a ser asesor del candidato de Morena, Pablo Sandoval, si éste gana las elecciones por la gobernatura de Guerrero.
  • Corinna zu Sayn-Wittgenstein: “Estudié Relaciones Internacionales y me especialicé en Oriente Medio”, ha declarado a la prensa francesa. Colabora también con la Fundación del duque de Edimburgo y la ONG de Natalia Vodianova.
  • Kristina Schake: Maria Shriver se la recomendó a Michelle Obama. El éxito logrado con la primera dama propició que Hillary Clinton la llamase para su campaña presidencial en abril. La californiana trabajaba entonces en L’Oréal.

 

*Artículo publicado originalmente en nuestra edición impresa de octubre.