El vaso rojo de Starbucks que indignó a la humanidad

La compañía cafetera se convirtió en el nuevo Grinch de la temporada al cambiar el diseño de sus tradicionales recipientes navideños.

Una de las tradiciones de fin de año que todo buen consumidor de cafeína espera son los vasos decorados de Starbucks, los cuales, con sus juguetones renos y copos de nieve, añaden un toque alegre al latte de la tarde dejando entrar al espíritu navideño.

Sin embargo, este año la compañía originaria de Seattle decidió cambiar el diseño de su popular vaso de temporada –en lo que parecería un atentado directo en contra de la Navidad– por uno color rojo sin ningún atisbo de la temporada, el cual, ya desató polémica en redes sociales y ha dividido al mundo en dos bandos: quienes están a favor y quienes están en contra.

Uno de los más indignados fue el predicador evangelista Joshua Feuerstein, quien criticó abiertamente la iniciativa acusando a Starbucks de querer “eliminar a Cristo de la Navidad” e instando a sus más de dos millones de seguidores a tomarse una selfie con su vaso navideño y acompañarla con el hasthtag #MerryChristmasStarbucks, además de sugerirles pedir su café con el nombre “Merry Christmas” para que los baristas se vean obligados a escribirlo en el vaso.

Además, celebridades como Donald Trump, Rob Lowe y Ellen DeGeneres levantaron la voz, principalmente para desalentar la decisión de Starbucks de utilizar el nuevo diseño.

Con su inigualable cinismo, Donald Trump aseguró que, de llegar a la presidencia, boicoteará Starbucks para contagiar a todos con la alegría navideña. “Si me convierto en presidente, todos diremos ‘Feliz Navidad’ otra vez”, expresó en un discurso, demostrando que no le tiene miedo al gigante de las cafeterías.

El actor Rob Lowe también expresó su disgusto mediante un mensaje publicado en Twitter que decía: “Entre su programa en el que los baristas me hablan sobre racismo y su desprecio por la ‘Feliz Navidad’, oficialmente no quiero saber nada de Starbucks”.

Pero tal vez la más brillante en responder fue Ellen DeGeneres, quien aprovechó el monólogo inicial de su programa de televisión para hablar sobre su indignación por el cambio — “¿Cómo se atreven?”—, insinuando nombres divertidos para el nuevo diseño como “la taza de Satán” y ofreciendo una divertida solución: unos lentes de “visión navideña” que devolverán los elementos perdidos al polémico recipiente y harán felices a los entusiastas de la Navidad.

¿Y tú estás a favor o en contra de los nuevos vasos rojos de Starbucks?