Ránking: Las mejores canciones que han acompañado al agente 007

Desde la icónica melodía interpretada por Shirley Bassey hasta las desastrosas de Madonna y A-ha.

Etiquetas:

,

Advertimos siempre la expectativa sobre si Daniel Craig continuará interpretando a James Bond, percibimos la curiosidad alrededor del director encargado de la misión cinematográfica y entendemos el interés sobre los distintos gadgets que el espía internacional más popular de la historia exhibirá en su siguiente aventura. Sin embargo, no hay que olvidar la música que ha acompañado al Agente 007 a lo largo de su historial en el cine. Desde las icónicas melodías interpretadas por Sir Paul McCartney y Shirley Bassey hasta las desastrosas cantadas por Tina Turner y Sheryl Crow (¿Alguien recuerda alguna de estas dos canciones?).

Por ello, hemos decido enlistar las cinco mejores y las tres peores melodías que han contribuido como tema central de alguna cinta protagonizada por James Bond.

Live and let live – Paul McCartney
Pareciera increíble que el exBeatle haya compuesto este mítico tema hace más de cuarenta años. Si lo escuchamos con atención podríamos incluso dictaminar que fue mezclada hace apenas unos años, además que este contundente éxito de la radio disipó cualquier duda que los puristas tenían sobre el futuro de McCartney con su banda Wings en la era post Beatle. La canción refleja perfectamente la dualidad en la personalidad de Bond, por un lado el tranquilo y cool espía y por otro el vehemente hombre en busca de venganza. Nuestro tema favorito en la saga del 007.

We have all the time in the world – Louis Armstrong

Pertenece a la película On Her Majesty’s Secret Service, recordada por ser la primera y única cinta protagonizada por el actor George Lazenby, quien rápidamente fue reemplazado en la labor de interpretar al espía internacional cuando los productores se dieron cuenta que "no sabía actuar". Pero ¡qué melodía! De la autoría de John Barry, esta canción constituyó el último tema que grabó el legendario Armstrong ya que murió dos años después. Incluso recomendamos un cover de la misma que Iggy Pop realizó a fines de la década de los noventa. Definitivamente la mejor balada romántica de la saga de Bond.

Goldfinger – Shirley Bassey
La imponente Bassey interpretó varios temas en el historial fílmico de Bond, pero ninguno dejó tal impresión como esta canción, probablemente la melodía definitiva en la historia del personaje. La canción inicia con un impacto para después ser representada con el apasionamiento y bravura que distinguió el estilo de Bassey, otra perfecta analogía en la dicotomía de la personalidad de James Bond.


A view to a kill – Duran Duran
No nos hagamos y ¡qué vivan los ochenta! A pesar que los refinados pronosticaron un desastre cuando se anunció que Simon LeBon y su banda interpretarían el tema central de esta cinta, A View To A Kill se convirtió en la única canción en la saga de Bond en llegar al número uno en la lista de popularidad. Probablemente se trate de la película más deslucida del período de Roger Moore (además de que el actor ya no tenía la edad y condición para protagonizar un filme más de la franquicia) pero el singular timbre de LeBon revitalizó la categoría de los temas musicales del 007. Una canción por demás criticada, pero que conocemos perfectamente.

You know my name – Chris Cornell 
Está canción define perfecto la reinvención del personaje en manos de Daniel Craig. Era el 2006 y la saga necesitaba una inyección de innovación, por lo que los productores, el director Martin Campbell y un distintivo Craig apostaron en presentar un personaje mucho más oscuro, un hombre atribulado por sus relaciones con los demás y consigo mismo ¿El resultado? Un éxito rotundo. La melodía interpretada por Cornell describe perfectamente el conflicto interno de la singular aproximación que hace Daniel Craig de este personaje.

Skyfall – Adele
Los productores buscaron encontrar el sonido impetuoso que distinguió los temas de Bond en los sesenta y setenta con quien bien podría considerarse la ‘Shirley Bassey’ de la era digital: Adele. La cantante era todo un fenómeno de ventas cuando fue seleccionada para darle voz al tema de la exitosa cinta. Skyfall no solamente es considerada una de las mejores canciones de la saga, sino que se llevó la estatuilla del Oscar como tema musical del año. ¡Nada mal para la intérprete que alguna vez canceló una gira para seguir al novio que después la abandonó.

Y así como ese novio abandonó a Adele, estos músicos debieron haber dejado de lado su participación en la saga de Bond, pues a diferencia de las canciones anteriores, las suyas no lograron su cometido.

The living daylights – A-ha
Los intérpretes de Take On Me (probablemente su única memorable canción) tuvieron tantos conflictos con el legandario compositor John Barry que fueron los responsables de que el músico departiera definitivamente del equipo creativo de la saga.

For your eyes only – Sheena Easton
El modelo claro de lo que sucede cuando un tema de James Bond raya en la cursilería. No dudamos de la capacidad vocal de Easton (quien posteriormente realizó un infame dueto con Luis Miguel), pero esta canción es por demás remilgada y un prototipo de los más pretencioso de los ochenta.

Die another day – Madonna

Podríamos decir que se trata de otra campaña de descrédito más en la carrera de Madonna, pero para ser cabales esta canción definitivamente se trata de uno de los peores temas musicales en la historia de James Bond. "Sigmund Freud analyze this..."