El temido regreso de los pantalones acampanados

La moda de los setenta atraviesa por un revival y nadie, desde Salma Hayek hasta Victoria Beckham, quiere perdérselo.

Ha sucedido, justo frente a nuestros ojos, y no hemos podido evitarlo. Los pantalones acampanados están de vuelta. Sí, leyó usted bien, de un momento a otro el pantalón pata de elefante con el que John Travolta se contoneaba en la pista de baile de Saturday Night Fever ha comenzado a replicarse en todos lados anunciando su inminente regreso.

Pasamos años luchando por emanciparnos de ese tipo de pantalones, para que ahora fashionistas como Poppy Delevingne y Olivia Palermo los presuman por las calles de París a juego con abrigos oversized, y actrices como Salma Hayek y Jessica Alba los porten con sandalias de tacón y gabardinas. Gisele Bündchen, Cindy Crawford, Victoria Beckham, Kate Moss y Zoe Saldana también se han unido a la tendencia. ¡Es una epidemia! Así que lamentamos informarle que no queda más remedio que resignarse y guardar en el cajón los skinny jeans, al menos por un tiempo.

Por si fuera poco, la fiebre setentera no termina ahí, pues los pantalones acampanados no son la única prenda que acompaña esta tendencia. Los trajes estampados, ponchos, flecos, patrones psicodélicos, la gamuza y la mezclilla son elementos que también han regresado con fuerza para transportarnos a esos días en los que la atmósfera estaba invadida de flores, pachuli y signos de amor y paz, mientras de fondo sonaba el coro de Bennie and the Jets.

¿Y quiénes son los culpables del regreso de la moda setentera? Habría que señalar las colecciones primavera-verano 2015 de firmas como Saint Laurent, Tom Ford, Tommy Hilfiger, Gucci y Emilio Pucci, entre otros, que han apostado por desbancar la obsesión por la moda noventera y atacar con flower power.