¿Soy o me parezco?

Canciones que son muy similares entre sí; a veces hubo demandas y otras queron en simples juicios públicos.

Esos déjà vu musicales que no te dejan en paz al escuchar ciertas canciones… ¿casualidad o plagio? Te presentamos algunos casos en los que las musas se confundieron y susurraron la misma melodía, pero a diferentes artistas.

Katy Perry contra Twitter

Te llamas Sara Bareilles, eres muy talentosa y has colaborado con artistas como Bruce Springsteen o Elvis Costello. Además, le has abierto conciertos a Maroon 5 y James Blunt, pero aún así te falta algo para despegar. Entonces, que en 2013 llegue Katy Perry (quien sí es “un poquito” más famosa que tú), y publique un nuevo single (‘Roar’) que se parece mucho al que tú lanzaste unos meses antes (‘Brave’), es como si te sacaras la lotería mediática; y del puesto setenta y tantos, brincas a la posición 30 (lo sentimos, aún estás un poco lejos del puesto número 2 de Katy en los charts).

El escándalo y las acusaciones de plagio en Twitter fueron tales que Dr. Luke, el productor y colaborador de Katy, tuvo que salir a aclarar que el parecido era una casualidad porque su canción había sido grabada y escrita antes que la de Bareilles.


Robin Thicke: fotocopias del pasado

Cuando pasaron los 15 minutos de fama de Robin Thicke (vía Miley Cyrus), el artista en plena resaca, tuvo que pagarle más de 7 millones de dólares a los deudos del malogrado Marvin Gaye, quienes lo demandaron porque que ‘Blurred line’ (su más famosa canción) en la que se hace acompañar de T.I. y Pharrell Williams parece versión genérica y similar de ‘Got to give up’, un viejo hit de Gaye. Sin embargo éste sí que fue un caso extraño porque el mismo Robin había presentado antes una denuncia preventiva (traducido: se amarró el dedo) contra la familia Gaye, seguramente consciente (y sabiéndose culpable) de lo que les iba a caer encima a él y a los coautores de la canción, los mencionados Williams y el hip-hopero T.I.


Señalemos a Madonna (cómo si no le gustara…)

Madonna no se salva, además de la acusación de plagio de imagen de parte de un ex integrante de Locomía (es en serio) el año pasado (por un look de torero en disputa…en serio), algunas de las canciones de la artista también han sido señaladas de ser muy parecidas a otras existentes. Hace poco fue acusada de copiar un oscuro tema de 1977 llamado ‘Chicago Bus Stop (Ooh, I Love it)’ —compuesto en los 70 por la orquesta Salsoul— para ‘Vogue’, su hit de 1990. Pero también la canción ‘Miles away’ de su disco de 2006 Hard Candy no ha salido bien librada de las comparaciones porque se parece mucho a una grabada en 2001 por Victoria Beckham (‘Midnight Fantasy’).


Además, una de sus canciones (‘Frozen’ de 1998), fue retirada del mercado belga por que era muy (pero muy) parecida a ‘Ma vie fout le camp’, canción de un artista local.


Lady Gaga: Te pareces tanto a mí…

Pero claro que muchas de las canciones de Madonna también han sido clonadas. Lady Gaga, a quien en sus inicios la crítica y la misma Madonna señalaban como una copycat, tiene una canción llamada ‘Born this way’ que se parece tanto a ‘Express Yourself’ (de Madonna)… que no puede engañarnos.

En algunos conciertos del 2012, como para evidenciar irónicamente la similitud, Madonna intercaló partes de la canción de Gaga (la cual según Elton John, es la canción más gay que ha escuchado nunca…que ya es mucho decir), con la suya.

Otro tema de Lady Gaga que ha sido comparado con un gran hit de los 90 es ‘Alejandro’, cuya intro y coros son casi una calca de ‘Don’t turn around’, de los suecos, pero para quien nación después de 1990 tal vez pase inadvertido.


Sospechosos comunes: Flans, Depeche Mode y Beach Boys

Cuando en los 80 Flans irrumpió en la región 4 del pop (como unas Bananarama mexicanas) con su segundo sencillo ‘No controles’ (tema de Nacho Cano que ya había sido popular en España con Olé Olé), nadie se dio mucha cuenta que la parte más melódica del sintetizador era idéntica a la usada en 1982 por Depeche Mode en su canción ‘See you’.

Pero en defensa del menor de los integrantes de Mecano —quien seguramente era fan de Depeche Mode— parece que los ingleses synth-pop a la vez, habían copiado el mismo estribillo de una vieja canción de Beach Boys llamada ‘Then I kissed’. ¿A poco no habrá más combinaciones de notas en el horizonte?


El expediente Pablito Ruiz

Sus intentos por volver a ser cool (sí, cómo no) han consistido en hacer versiones de Morrissey y jurar que Tame Impala plagió uno de sus éxitos ochenteros. Y es que ‘Feels like we only go backwards’, la canción de los chicos Impala, es ligeramente parecida a ciertas partes de ‘Océano’, uno de los éxitos ochenteros del popero argentino. Kevin Parker, el líder del grupo psicodélico australiano respondió a la polémica con estas profundas palabras: “¿es una broma?” (mientras seguramente, buscaba alrededor la cámara escondida que lo grababa). Lo cierto es que Pablito —quien parece haber olvidado que el coro de ‘Hawái’, una de sus canciones de aquella misma época, se parecía mucho a nuestra vernácula ‘Cielito lindo’ —inclusive llegó a considerar demandar al grupo por plagio, pero todo acabó en un mal chiste de internet.

¿Y si a los Tame Impala se les pegó la canción en alguna gira por Argentina?

Cerati y sus licencias creativas
Aunque muchos detractores del desaparecido músico argentino lo acusan de copiar no una, sino decenas de las bases de diversas canciones para sus discos de solista y con Soda Stereo, lo cierto es que el astro nunca ocultó sus influencias ni el hecho de que utilizaba samplers como punto de partida para crear algo nuevo, muy al estilo de M.I.A y su ‘Paper Planes’ —canción revitalizada a partir de un clásico de The Clash—.

Pero claro, eso no quita que la entrada de ‘De música ligera’ sea idéntica a ‘Michelle’ canción de los ingleses Clan of Xymox o que el inicio de ‘Zoom’ suene muy parecido a un olvidado tema de una banda setentera de glam llamada New York Groove, de la que nadie se acordaría si no existiera YouTube. En el libro ‘Cerati en primera persona’, se citan algunas palabras del autor al respecto de su proceso creativo en el que describe cómo reutilizaba viejas canciones (a veces dándoles las gracias totales, es decir, el crédito… pero en la mayoría de las ocasiones no lo hacía) para generar nuevas cosas…que sonaban muy parecidas a otras.


El largo y copioso camino de Hombres G

Algunas de las composiciones de los Hombres G se parecen muchísimo a otras canciones. Como muestra bastan varios botones : ‘Dejad que las niñas de acerquen a mí’ es cínicamente parecida a ‘Don’t worry baby’ de (otra vez) The Beach Boys; ‘Marta tiene un marcapasos” está calcada del estribillo de ‘At the zoo’ de Simon and Garfunkel; ‘Lawrence de Arabia’ suena suspicazmente similar a ‘Killing an arab’ de The Cure y… podríamos llenar el internet con más ejemplos.


Pero detengámonos un momento e imaginemos a un joven David Summers entrando en una tienda a comprar discos. En la repisa de recomendaciones está Express, el entonces nuevo disco de Love and Rockets (aquél grupo que se hizo famoso por su canción ‘So alive’). “¿A qué sonará esto?” piensa David, quizás más acostumbrado al rock clásico (a pesar de sus supuestos orígenes punk retratados en la primera película del grupo). Como le gusta la portada que mostraba el dibujo de un cohete atravesando un corazón, Summers decide comprar el LP. Ese mismo 1986, los Hombres G publican la canción ‘En la playa’, que es sospechosamente parecida a ‘All in your mind’ del grupo inglés, incluida en el mencionado disco Express.

Escalera al juicio: Led Zeppelin
Además del escándalo del tiburón que se dice que usaban en ciertas prácticas sexuales con sus groupies en los años 70, Led Zeppelin estuvo recientemente en el banquillo de los acusados y en medio de la polémica por un supuesto plagio (y no fue su primera vez). Los abogados del grupo Taurus (en representación de Randy California, el fallecido guitarrista de dicha banda), demandaban que ‘Stairway to heaven’, uno de los hitos del rock y autoría de Led Zeppelin, era un copia de la canción ‘Spirit’.

A fines del mes pasado el juicio se llevó a cabo, pero a pesar de que la intro de ambas canciones es prácticamente igual, el jurado determinó que no había similitudes importantes y Led Zeppelin gananó la partida… y capaz que hasta acabaron autografiando discos en la corte. No hubo testigos de último momento que irrumpieran en la sala para confirmar que Randy California (qué buen nombre) alguna vez le enseñó, confiado, unos acordes a Jimmy Page (de Led Zeppelin) y que luego éste los usó para crear la mítica canción zeppeliana.