Ahora es posible cenar dentro de tu serie favorita

El 27 de agosto abre en Londres un restaurante inspirado en la serie de David Lynch. ¿Son los restaurantes temáticos de series un negocio por explotar?

El 27 de agosto abre en Londres The Owls Are Not What They Seem, un restaurante inspirado en Twin Peaks, la serie de David Lynch. Pero no es el único ejemplo de coqueteo entre la hostelería y televisión; de alguna manera, esta es una tendencia natural porque en estos ejercicios de estilo se unen dos macro corrientes: la gourmetización y la adicción a las series. Empresarios del mundo: suscríbanse a Netflix o a Filmin porque aquí hay petróleo.

The Owls Are Not What They Seem estará abierto hasta el 16 de octubre y a él sólo podrán acceder adultos. Por un unos 100 euros se degustará un menú de tres platos inspirado en la serie (¿¿tortitas, café americano y cerezas??). Pero este restaurante no propone una experiencia gastronómica sino sensorial. La comida es parte de un espectáculo que también contará con actores interpretando personajes de la serie e interactuando (no sabemos cómo) con los comensales. La idea de los creadores, Lemonade and Laughing Gas y Blanch & Shock es crear una especie de paseo por Twin Peaks, por sus momentos y espacios más memorables. No sabemos la respuesta que tendría algo así en México, pero en Reino Unido, donde la audiencia se quedó enganchada con la serie en los 90, se espera que sea difícil conseguir mesa. No es el único restaurante que ha inspirado Twin Peaks, que sacudió a la televisión y a los telespectadores. Su estética, tan poderosa y autosuficiente, ha sido el germen de restaurantes en todo el mundo. Encontramos The Log Lady Café en Copenhague o The Doug Fir Lounge en Portland. La sombra de Twin Peaks es alargada y lo seguirá siendo, porque anuncian su retorno para 2017.

Se van de la TV sin pensar en sus fans

Londres también fue el escenario, en febrero pasado, de All Men Must Dine. Este era el nombre del restaurante pop up inspirado en Juego de Tronos. Se abrió sólo durante tres días y los fans lograban el acceso en un concurso de radio. El restaurante se instaló en el hotel Andaz y se servían platos llamados “The Lies of Tyrion Lannister and his Proclaimed Innocence — Poached Veal Tongue with Beetroot, Horseradish and Oldtown Mustard”. El restaurante era parte de la promoción del lanzamiento en Blue Ray de la cuarta temporada de la serie. Uno de los muchos ejemplos de su ecosistema son las cinco cervezas creadas por Ommegang. La serie de los torneos, las sagas y las trenzas es un pozo sin fondo a la hora de generar negocio

También acaba de abrir en Londres ABQ, un bar inspirado en Breaking Bad. Estará en funcionamiento tres meses, hasta finales de octubre. El bar se anuncia como “cocktails and chemicals” y está una caravana en una zona poco previsible como Hackney Wick; la idea es invitar a los clientes a “cocinar” sus propios cocktails. El personal viste monos amarillos à la Walter. El bar funciona por reserva pero no hay ni un solo hueco libre desde ahora hasta que cierre.

En Estambul también encontramos Walter’s Coffee Roaster, un café inspirado en Breaking Bad. El empresario que está detrás de la idea, Deniz Kosan lo creó cansado de la falta de originalidad que veía en la ciudad. En este caso, más que seriefilia hay astucia empresarial, pero nada de eso importa al fan de Breaking Bad que pasea por Estambul y decide desayunar en Walter’s Coffee Roaster. Estos dos casos confirman que cualquier serie, hasta la menos obvia, es susceptible de convertirse en restaurante, bar o café. Y cualquier ciudad de acogerlo.

 

Conoce más sobre los bares y restaurantes inspirados en series haciendo clic aquí.