5 experiencias de las que te podrías estar perdiendo por tener miedo

El miedo es uno de los sentimientos más naturales del ser humano, sin embargo, aunque en algunos casos funciona como protector también puede impedirte alcanzar tus sueños.

"Cuántas cosas he dejado por miedo a perder", dice la actriz española Mar Saura... y es que aunque se considera que el miedo es una emoción que todo ser humano en algún momento de su existencia experimenta, sentirlo en exceso puede limitar en grandes proporciones la vida de un individuo. El miedo nace cuando nace la conciencia, que comienza a desarrollarse en las etapas tempranas de la vida. Aunque su utilidad es protegernos de peligros potenciales, en medidas desproporcionadas puede imposibilitarnos al desarrollo de la vida cotidiana.

Estas son cinco cosas de las que te podrías estar privando por tener miedo:

1. El amor de una pareja. Todos en algún momento han tenido miedo a enamorarse, cuando en realidad no tienen miedo a enamorarse sino a ser lastimados. Las cosas que valen la pena implican un riesgo por lo que si consideras que estás list@ para una relación, lánzate. Recuerda antes que todo amarte a ti mismo, de esta forma si las cosas no resultan siempre podrás recuperarte y volver a intentarlo. Compartir tu vida con una pareja puede ser muy gratificante.

2. La satisfacción profesional. La gran mayoría de las personas exitosas podrán decir que en algún momento de sus vidas tuvieron que vencer sus miedos a perseguir sus sueños y arriesgarse. Está comprobado científicamente que la felicidad en gran parte radica en amar lo que se hace día a día, por lo que no desperdicies tu vida en un trabajo que no te gusta cuando las oportunidades están ahí afuera.

3. Reconciliarte con alguien. El miedo a pedir perdón o a perdonar es una de las grandes limitantes para volver a tener una relación de pareja, amistad o incluso familiar que traía cosas buenas a tu vida. Si lastimaste, pide perdón sin miedo a ser rechazado, pues lo peor que puede pasar es que las cosas sigan igual, sin embargo, tendrás la satisfacción de haberlo intentado. Si te lastimaron, busca perdonar de corazón, de esta forma podrás volver a compartir aquellas cosas con esa persona que te hacía tan feliz.

4. Tener experiencias gratificantes. Mucha gente tiene muchas ganas de hacer ciertas cosas que simplemente no hace por miedo, como lanzarse de un paracaídas o hacer un viaje por su propia cuenta. Pon en la balanza tus deseos y verás que al final es más satisfactorio poder contar lo que viviste en carne propia que a través de lo que los demás te cuentan. Haberlo vivido es algo de lo que jamás te vas a arrepentir.

5. Aprender alguna forma de arte o deporte. El miedo a no ser el mejor tocando la guitarra o patinando sobre hielo es una de las peores razones para no intentarlo. Nadie te exigirá que ganes un Grammy o una medalla Olímpica y a cambio tendrás la satisfacción de haber hecho lo que te hacía feliz.

6. (Extra) Nunca olvides que #VivirEsIncreíble y vale la pena vencer nuestros miedos para vivir. Conoce el mensaje de Mar Saura aquí: