Con y sin medalla, 5 cosas para sentirnos orgullosos de Rommel Pacheco

Todos queríamos esa medalla para el yucateco que a base de esfuerzo se ganó el cariño de sus seguidores.

Etiquetas:


El clavadista Rommel Pacheco quedó en el séptimo lugar de la categoría clavado individual en trampolín de 3 metros. Aunque se encontraba entre los grandes favoritos para el madellero y ha quedado fuera, recordamos cinco cosas por las que seguirá siendo uno de los más grandes orgullos mexicanos como atleta de alto rendimiento.


1. En febrero de este año durante la Copa Mundial de Clavados en Rio de Janeiro, se dio a conocer que debido a que México no habría pagado una multa impuesta por la Federación Internacional de Natación (FINA), en la premiación, Rommel no podría escuchar el himno nacional y no podría vestir el uniforme oficial de la Federación Mexicana, pese a haber obtenido medalla de oro. El castigo se debió a que México se comprometió a ser anfitrión del campeonato del mundo en 2017 para después renunciar a este compromiso argumentando falta de fondos.


En el lugar más alto del podio, Rommel presumía una gran sonrisa al entonar el himno nacional a capela mientras que una bandera de la FINA, sustituyera a la de nuestro país como parte del castigo. Eligió una camiseta de Popeye, un personaje que dijo admirar desde que era pequeño.


2. Es una persona sencilla y con los pies en la tierra. Pese a haber tenido motivos para quejarse ante los medios de comunicación debido a la situación que vive la Federación Mexicana de Natación (FMN), Rommel ha declarado que prefiere enfocarse en su trabajo: “Independientemente de la situación que ahorita está aconteciendo; todo mundo sabe que soy mexicano, este resultado es para México, para mí y se me hizo un plus el poder entonar el himno nacional”, dijo en referencia a lo que sucedió en febrero.


3. Rommel comenzó compitiendo en plataforma y trampolín de tres metros, sin embargo, al no alcanzar el puntaje para calificar a los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, tomó la decisión de enfocarse sólo en trampolín. En entrevista con Alfredo Romo, confesó que fue después de estos juegos pudo valorar en dónde podría tener más oportunidad y mejor resultados y decidió concentrarse en trampolín. Ahora es Campeón de la Copa Mundial de Clavados en dicha disciplina.


4. Está orgulloso de su país, en entrevista para una revista de circulación nacional declaró que pese a conocer más de 30 países, no cambiaría a México para vivir. Incluso ha declarado sentir interés por la política en temas deportivos: “Acabando mi carrera, me gustaría empezar y ayudar al deporte, contribuir aunque sea un poquito a hacer de México un mejor país”, dijo. Rommel estudió Administración de Empresas.


5. Alcanzar el boleto para los Juegos Olímpicos es ya de por sí un gran mérito. Rommel ha participado en Atenas 2004 y Beijing 2008, quedando entre los primeros diez lugares de plataforma y trampolín de tres metros en ambas ocasiones. Estos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro han sido los mejores en cuanto a resultados para el yucateco.

 

Más notas:
¿Por qué México no gana medallas en Río 2016?