#LookVF: Salma Hayek, la perfecta armonía del 'power-dressing', los negocios y el sexy

En la Semana de la Moda de París, la actriz optó por un atuendo de Stella McCartney que demuestra que el 'power-suit' combina con la sensualidad, un escote y los negocios.

Etiquetas:

En una Fashion Week las celebridades de clasifican en outsiders e insiders (y un tanto outsiders). A Salma Hayek se le puede ubicar dentro de las que están al interior de la industria debido a su matrimonio con el magnate de la industria François-Henri Pinault, presidente del conglomerado de firmas de lujo Kering. La presencia del empresario viene a sumar al hecho de que la actriz ha perfeccionado su estilo (se cambia hasta tres veces al día según el calendario de desfiles) y sobretodo, a sus 51 años, se muestra segura y sin empacho saca partido de su eterno carácter sensual.

Todo lo anterior lo ha ratificado el día de hoy durante el desfile de Stella McCartney. A esta presentación la actriz acudió con un conjunto business integrado por un pantalón y un blazer de corte holgado de la firma. Ambos en tono vino y elaborados en terciopelo (la textura del momento) manufacturado a partir de fibras celulósicas sostenibles. Lo complementó con unas gafas estilo aviador, tacones dorados y una blusa con un escote adecuado que le permitió mostrar en la debida medida. ¿Vulgar? Para nada, al ver las imágenes uno piensa en sabiduría, clase, conocimiento de moda y arrojo en adecuada armonía. ¿Poder? Absoluto. Si lo dudan, vean el bolso rojo en charol que lleva la mexicana. Kylie Minogue fue captada con la misma bolsa, solo que en otro color. Lo cual nos dice algo: Salma dicta tendencia.

Salma Hayek

La elección de la también productora tiene todo el sentido y puede ser un statement bastante articulado. Stella McCartney forma parte del portafolio de Kering y después de todo, en las semanas de la moda una de las principales conversaciones que ocurre en las primeras filas de los desfiles son los negocios. Y ahí se debe demostrar que la moda brinda poderío. Cada uno por su lado, —él con un traje azul al que le quitó la seriedad al llevarlo sin camina ni corbata y calzado perfectamente lustrado—. Ella, como la diva latina por excelencia, ya tienen suficiente fuerza. Salma, además, el mejor complemento: un marido millonario. ¿No creen que ella, el terciopelo y los tonos metálicos se ven aún más fuertes cuando posa al lado del magnate? Se antoja hacer negocios con ellos.

SalmaHayekFrancoisHenri