#LookVF: Karlie Kloss, las múltiples caras del estilo 'holiday'

La modelo ratifica que sin importar si se trata de algo clásico o algo más 'edgy', en temporada de fiestas se vale explorar.

Lo que ha puesto a Karlie Kloss en el olimpo de las ‘top’ no han sido solo las exigencias del mundo del modelaje como un andar perfecto y estatura que supere el promedio. Por supuesto que ella los cubre y muchas veces los supera. Y no nos referimos a su actitud de girl next door sino de lo que sucede cuando se viste para alguna gala (pertinente analizar en época de fiestas).

La modelo constata que más allá de la ocasión o dress code lo que importa es la actitud y el goce de lo que se lleva puesto. Por ejemplo, en la cena para el lanzamiento de Atelier Swarovski by Jason Wu, Karlie comprobó que la juventud no se contrapone a la elegancia y optó por un impoluto atuendo clásico: vestido en azul marino y los suficientes accesorios para generar contraste.

KarlieKlossParis

¿Jugada segura? Para nada. El cabello en tono silverado no a cualquiera le va; los aretes maximalistas, de la recién lanzada colección de Atelier Swarovski por Jason Wu, se vuelven una prueba de que el maximalismo es bienvenido y por último, los zapatos, firmados por Giuseppe Zanotti, ratifican que los metálicos son una especie de neutro con potencial para elevar cualquier outfit cuando se usan en la debida medida.

KarlieKlossSwarovski

¿Pero qué hay de esas celebraciones que incentivan a sacar el outfit más osado? A Karlie le sucedió en la gala Wonderland Party en Milán. Llegó con un vestido corto bicolor creado por Ronald van der Kemp revestido de cristales de Swarovski.

Karlie Kloss Carr

No era para menos, Karlie es embajadora de la firma, y encarna el espíritu de la mítica casa de cristales como nadie más, pues en ese vestido de amplios hombres (claro homenaje a la nostalgia de los 80) se le veía con gallardía, divertida y su rostro era enmarcado por unos aretes largos de la firma.

Ahora, no se necesita ser una modelo para evocar todo lo anterior, basta tener un poco de actitud y encontrar el ángulo indicado para brillar. Después de todo ese es el único capricho de los cristales.

Karlie Kloss Holiday