¿Qué significa ser una chica Louis Vuitton?

Con la inclusión de Emma Stone a sus filas, analizamos lo que se requiere para ser una musa de Ghesquiere.

Emma Stone es una de las actrices más relacionables y reconocibles de Hollywood hoy en día y se encuentra en una buena racha tras ganar el Oscar por su papel de actriz-cantante-bailarina en LaLa Land, su nueva película, The battle of the sexes, y ahora con su anuncio de ser la nueva embajadora para la maison de moda francesa.

 

I am truly happy #emmastone is joining #louisvuitton today as a new ambassador 💙

Una publicación compartida de 🆖 (@nicolasghesquiere) el

Con este nombramiento, Emma (o Emily como la bautizaron sus padres) se une a Michelle Williams, Léa Seydoux, Doona Bae y Alicia Vikander entre otras, pero ¿Qué ha significado para ellas este contrato?

Aparecer en las campañas de la marca puede ser la manera más obvia de ser “la cara” de la marca. Desde 2015, Vikander ha aparecido en numerosos campañas, incluyendo la colaboración con Jeff Koons en 2017, cruise y primavera verano 2016, the spirit of travel y la Series 3 en 2015. Pero sus labores no acaban ahí; las embajadoras “de alfombra roja” están obligadas a hacer tiempo en sus agendas de grabación para aparecer en la primera fila de los desfiles de cruise y de temporadas regulares, incluir artículos de la marca en todos sus apariciones en revistas.

Ruth Negga, Michelle Williams, Julianne Moore, Cate Blanchett y Alicia Vikander durante el último desfile de Louis Vuitton.

Si el contrato de Emma se parece en algo al de Michelle o Alicia, la veremos usar Louis Vuitton exclusivamente durante todas las premieres venideras en camino hacia la próxima temporada de premios. Aunque Stone no es ajena a toda esta vorágine de paparazzis y entrevistadores preguntando el nombre de su ropa, en muy contadas ocasiones (si no es que en ninguna) la actriz había lucido un diseño de la marca en cuestión.

Tener acceso a diseños recién salidos de la pasarela para usar de vestuario en tu serie es otra gran ventaja que Doona Bae explota en su papel de Sense8. En sus días libres, Michelle Williams utiliza todas sus bolsas Vuitton, así como la nueva Tomb Raider y futura esposa de Michael Fassbender disfruta de viajar con su keepall de la marca

Michael Fassbender y Alicia Vikander en el aeropuerto de Los Ángeles.

Pero no caigamos en la ingenuidad pensando simplemente que estas actrices han sido “compradas” por la marca, después de todo no cualquiera puede ser parte de este selecto grupo, como lo aprendió Selena Gómez en 2015 cuando su aparición en la campaña de Louis Vuitton le valió una avalancha de hate mail a la maison por escoger a la cantante simplemente por sus seguidores en Instagram. En esta historia los “vendidos” fueron otros. 

Nicolas Ghesquiere y Selena Gomez en 2014.

Aunque para todos los mortales estos contratos parezcan un trabajo de ensueño, al final del día es eso: un trabajo, que debe ser llevado a cabo con cuidado para que el impacto sea real, ya que ni las marcas ni las celebridades quieren ser relacionadas con alguien que no comulgue con sus valores. Si existiera una aplicación similar a Tinder que pudiera emparejar a la celebridades con la marca que mejor proyecte su estilo, es innegable que la de Emma con Louis Vuitton hacen MATCH!

 

#LouisVuitton ambassador Emma Stone wearing an embroidered dress from the #LVSS18 collection by @nicolasghesquiere for the Premiere of #BattleoftheSexes in London.

Una publicación compartida de Louis Vuitton Official (@louisvuitton) el