El calendario Pirelli reivindica la diversidad y se aleja por tercer año consecutivo de los desnudos

Inspirado por Alicia en el país de las maravillas, el fotógrafo Tim Walker ha trabajado con celebridades exclusivamente de color y con el nuevo editor de Vogue UK.

Etiquetas:

7

Cuando, a finales de 2015, Pirelli presentó su calendario anual número 43 a cargo de la reconocida fotógrafa Annie Leibovitz, algo cambió. En sus manos, las imágenes del famoso almanaque se alejaron de los cánones de belleza monumental, desnuda y completamente sexualizada a la que nos había acostumbrado durante décadas, para entrar en el terreno del mensaje social y la reivindicación de la feminidad desde una perspectiva más acorde a nuestros tiempos. En aquel caso, la marca de neumáticos escogió a Leibovitz para que retratara en un sobrio blanco y negro a mujeres reconocidas por sus logros profesionales y artísticos, centrándose en el valor del personaje en sí en lugar de en el cuerpo del mismo.

Al año siguiente, Peter Lindbergh confirmó que el discurso del calendario había cambiado con una exploración de la belleza femenina que tenía a la edad como eje central y a leyendas –no todas precisamente jóvenes– de Hollywood como protagonistas.

El tercer episodio de esta nueva etapa del almanaque se presentó a finales de la semana pasada en Nueva York. El fotógrafo a cargo de su edición número 45 ha sido el británico Tim Walker, que ha decidido aprovechar la ocasión para reivindicar la diversidad en las industrias del entretenimiento y la moda mediante un elenco compuesto exclusivamente por personalidades de color. Se trata de la segunda vez en la historia del calendario que esto ocurre. La primera ocasión tuvo lugar en 1987, cuando el fotógrafo (también británico) Terence Donovan retrató a cinco mujeres negras, entre las cuales se encontraba la modelo, por aquel entonces jovencísima, Naomi Campbell, que este año repite aparición. “Cuando ves lo que ha habido en medio de los dos calendarios entiendes por qué es importante celebrar la diversidad”, comentó Walker durante la presentación del viernes.

Haciendo uso de su personal estilo, mezcla de mundos oníricos y referencias góticas, el fotógrafo reinterpreta con sus imágenes la clásica narración Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, cuyo universo y estética han inspirado ya en numerosas ocasiones campañas publicitarias, colecciones y desfiles de moda. De esta forma, por tercer año consecutivo, The Cal apuesta por seguir alejándose de su pasado erótico y reflexiona sobre cuestiones sociales. Y es que la sensualidad es un concepto cambiante, no necesariamente sinónimo de desnudez, sino también de expresión artística y admiración personal.

“Hay muchos momentos de la historia que parecen más pacíficos y sólidos que el que vivimos. Creo que hoy el mundo es surrealista, por eso Lewis Carroll sigue siendo actual”, dijo Walker en referencia a la elección de la historia de Alicia como eje temático. “Hemos visto a Alicia muchas veces, pero lo que a mí me interesaba era mostrarla de una manera diferente. Quería encontrar un ángulo nuevo y original y me respaldé en la creencia de que hoy el mundo está más dispuesto a celebrar la belleza de muchas formas diferentes, lo cual es excitante y positivo”.

El resultado, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta el elenco y equipo artístico implicado, es excelente y convierte de nuevo a este calendiario en una pieza de colección, mucho más cercano a una obra de arte que a un objeto de uso diario. El tratamiento estético nos podría recordar al de los mejores videoclips de artistas como Tyler The Creator, Beyoncé, Kendrick Lamar o, incluso, los geniales por extravagantes Die Antwoord. A cargo del magnífico estilismo ha estado Edward Enninful, recientemente nombrado director de la edición británica de Vogue. “Ver a una Alicia negra significa que ahora niños de todas las razas pueden abrazar la idea de la diversidad desde una edad muy temprana y darse cuenta de que la belleza tiene cantidad de colores distintos”, aseguró el editor. “Culturalmente vivimos en un mundo diverso. Proyectos como el calendario Pirelli demuestran que todavía hay esperanza frente al cinismo que a veces parece predominar en estos días”. En cuanto a los escenarios, Shona Heath fue la escogida, una de las directoras de arte más aclamadas del Reino Unido. Las fotografías se tomaron el pasado mes de mayo en Londres.

En esta nueva versión del clásico de Carroll de 1865, Alicia es interpretada por la australiana de origen sudanés Duckie Thot. “Tim nos ha dado la oportunidad de hacer algo positivo: ofrecer a las chicas del mundo el mensaje de que pueden ser lo que quieran y hacer lo que quieran, sin límites ni restricciones”, declaró en relación a tan remarcaba experiencia la modelo de 21 años. “No sé dónde iré después de esto… El personaje de Alicia ha llenado muchísimo mi alma y me ha abierto los ojos. Detrás de esto tenemos un mensaje fuerte y positivo”. Por su parte, el fotógrafo dijo sobre ella: "Al final del trabajo se puso a llorar por su implicación emocional durante toda la sesión. Ella fue mi elección porque Alicia es una persona misteriosa, y Duckie Thot será muy famosa, de eso estoy seguro, pero ahora no sabemos realmente quién es”.

Junto a Thot, completaron el elenco las actrices Lupita Nyong’o, Whoopi Goldberg, Sasha Lane, el actor Djimon Hounsou y la drag queen RuPaul, acompañadas de las modelos Naomi Campbell, Adut Akech, Adwoa Aboah, Alpha Dia, King Owusu, Slick Woods, Thando Hopa y Wilson Oryema. El proyecto contó también con la colaboración de los cantantes Puff Daddy y Lil Yachty, la estilista y diseñadora Zoe Bedeaux y Jaha Dukureh, activista gambiana.

Preguntado por sus motivaciones para participar en la sesión, Hounsou comentó que “las minorías parecen ser olvidadas muchas veces y esta era una gran oportunidad para remediarlo”. Para Puff Daddy, se trataba de una ocasión imperdible para “dar un empujón a la conciencia social y romper las barreras. Durante muchos años algo así no habría pasado en la industria de la moda, así que siento que soy parte de la historia desempeñando un papel activo”. Por su parte, Campbell reconoció que “es un honor ser parte de él. Es un calendario icónico en un momento importante, no podría haberse hecho en un momento mejor”. De acuerdo con esto último, otra de las modelos implicadas, Thando Hopa, se mostró optimista al asegurar que “ahora se han consolidado personas negras con una voz y un mayor impacto. Además, este calendario no está enfocado únicamente en la belleza, está más enfocado en la representación de la diversidad, algo de lo que ahora hablamos porque la conversación hoy es mucho más accesible”.

Clara y acertadamente, Pirelli nos desea un feliz y reivindicativo 2018.