El eclipse total de sol le costó a Estados Unidos una buena cantidad de dinero

El golpe a la productividad de los empleados fue peor que la 'locura de marzo', pero no tan malo como lo que ocurrió durante el testimonio James Comey.

¿Usted disfrutó los dos minutos y medio de eclipse este lunes? Muy bien, porque alejarse de su escritorio para tomar los lentes especiales y verlo podría haber provocado una disminución de la fuerza productiva de Estados Unidos. O al menos eso afirma la compañía Challenger, Gray & Christmas, la cual empleó información de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos para predecir una pérdida en la productividad de los empleados. Así es como se obtuvieron estas conclusiones: existen alrededor de 87 millones de empleados en Estados Unidos, que ganan en promedio 23.86 dólares por hora. Si todos ellos se tomaron unos 20 minutos para buscar un sitio para ver el eclipse y luego observarlo detenidamente, ello le habrá costado al empleador 7.95 dólares por persona, lo cual, multiplicado por 87 millones, arroja un total de 694 millones de pérdida de productividad.

Por supuesto, la cifra puede variar. Challenger, Gray & Christmas la obtuvieron asumiendo que los empleados son productivos todo el tiempo que permanecen en sus escritorios durante la temprana tarde y no, por ejemplo, revisando Facebook, y que los entretenimientos como ver el eclipse son los únicos momentos improductivos en la jornada. Como cualquiera que haya tenido un empleo puede atestiguar (y como el editor en jefe de Wired, Nick Thompson, señala con base en información de Facebook), esto sencillamente no es verdad.

El hecho de que los estadounidenses hayan dejado de trabajar para ver el eclipse puede haber producido pérdidas para sus jefes, pero no debemos sentirnos mal por ello. Setecientos millones suena a mucho dinero pero, según la firma, la economía de Estados Unidos perdió 615 millones de dólares a causa de los partidos de basquetbol de la “locura de marzo”; 1,700 millones de dólares por cada hora de discusión sobre el Super Bowl al día siguiente de que este se llevó a cabo; 1,900 millones por hora durante el “Cyber Monday”; 3,300 millones durante el testimonio de James Comey este verano, y 10,000 millones durante el Amazon Prime Day.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.