La mujer que está detrás de Donald Trump -y no es Melania-

Se llama Kellyanne Conway y desde que se convirtiera en jefa de campaña de Donald Trump hace cinco semanas, comenzó a ser conocida como 'Trump Whisperer'. ¿Por qué?

Kellyane Conway podría ser la mujer a la que se le debe en gran parte el constante aumento en la intención de voto hacia el candidato republicano Donald Trump.

Sitios estadounidenses como Buzzfeed News han notado una diferencia en la forma en la que el candidato ha llevado su discurso desde que la estratega asumiera el cargo: "(Trump) lee del teleprompter, se ha alejado de las teorías de conspiración e incluso le ha bajado a sus verborreas de Twitter".

Y es esta misma tendencia la que lleva a sospechar a muchos que, como parte de su estrategia, durante el debate de esta noche, Donald Trump mostrará una nueva forma de conducirse, menos trasgresor y con respuestas mucho más medidas de lo que nos tenían acostumbrados. ¿Será?

Además, Conway se ha convertido en una cara muy familiar para la televisión, ha aparecido dando entrevistas en numerosas ocasiones y defendiéndose de los críticos y comediantes más implacables como en el caso de la entrevista que dio al conductor y comediante Bill Maher.

"Debo decir que tengo sentimientos encontrados. Primero que nada estás respaldando a la maldad pura", dijo el entrevistador a Conway.


Sin embargo, hay quienes aseguran que en realidad el hecho de que Trump haya decidido nombrar a una mujer para dirigir su campaña es más una cuestión de estrategia, al convertirla en la primera mujer en la historia que dirige una campaña presidencial para el Partido Republicano, un hecho que miembros del partido gustan presumir.

Asimismo, de acuerdo con lo dado a conocer por Fox News se sabe que existe una figura que podría ser mucho más relevante al hablar de quién está detrás del discurso de Donald Trump. Se trata de Roger Alies, un consultor con maestría en comunicación política y medios de comunicación que ha logrado que Trump suavice su discurso.

Al parecer, si Trump escucha consejos o no, quedará por probarse esta noche.