La fundación Cim*ab contra el cáncer de mama se reúne con su comité médico

Cuando la información se suma a la prevención se multiplican los resultados

Este año la Fundación Cim*ab contra el cáncer de mama celebra sus 15 años y entre las muchas actividades que ha programado una de ellas de gran importancia ha sido consolidar su comté médico con 7 nuevos miembros de diversas espcialidades que abarcan los aspectos más importantes de la problemática a la que se enfrentan las mujeres cuando son diagnosticadas: radiología, ginecología, cirugía, epidemiología, tanatología, cuidados paliativos...

La fundación trabaja de la mano con este comité de expertos, entre los que destacan el doctor Ernesto Sánchez Forgach, mastólogo, la licenciada Gabriela Pérez Islas, experta en atención a pacientes terminales y personas en proceso de duelo, el doctor Gerardo Castorena Roji, cirujano oncólogo y autor d evarias publicaciones como 20 respuestas para el cáncer de mama, el doctor Mario Gómez Cepeda, especialista en epidemiología, la doctora Paola González Balboa, radióloga, el doctor Santos Usanga Sánchez, gineco-obstetra y la doctora Silvia Allende Pérez, anestesióloga y paliativista.

Todos estos prefesionales conforman un comité que se reunirá al menos tres veces al año vinculado a la fundación cuyas labores se distribuyen en supervisión de las campañas de prevención y revisión de las distintas iniciativas que la fundación lleva a cabo.

Alejandra de Cima creó la fundación Cim*ab en 2002 tras superar un cáncer y este año cumple 15, tiene como logros haber conseguido canalizar a 44,000 pacientes a estudios o consultas con precios preferenciales, ha logrado casi 25,000 análisis de detección o consultas médicas gratuitas y, además, ha podido concienciar a más de 23,000 personas sobre el cáncer de mama con sus pláticas. Y eso en un país en el que, según datos de la Secretaría de Salud, en 2016 se reportaron 23,000 casos de la enfermedad, muchos de ellos en fases ya muy avanzadas y que ocasionaron más de 6,000 muertes. Pareciera que aún queda mucho por hacer e iniciativas como la de la fundación son cada día más necesarias.