Estados Unidos abandona la UNESCO: 8 puntos para entender qué significa esta decisión

Cuando el mundo está revuelo, con problemas políticos en cada continente, Estados Unidos decidió salirse de la UNESCO… y provocar una pena internacional.

Etiquetas:

Luego de ver escenas terribles por los desastres naturales que aquejan a países de América, de vivir la tensión con Corea del Norte, y de problemas políticos como el de la separación de Cataluña, la renegociación del TLCAN o el Bréxit, Estados Unidos derrama el vaso con una noticia que se fraguaba ya, pero no se veía concluir: retirarse finalmente de la UNESCO.

La Organización para Educación, la Cultura y la Ciencia de las Naciones Unidas (UNESCO, por sus siglas en inglés) es popularmente conocida por otorgar títulos de patrimonios culturales e históricos, por ser de esas instancias que hacen bien al mundo y unen a las naciones. Entonces ¿por qué alguien —y no solo “alguien” sino Estados Unidos— querría abandonarla?

Te explicamos este drama en ocho puntos.

EL ORIGEN DE LA SEPARACIÓN

Si estabas pensando que el villano de esta historia es Donald Trump, no es así… Bueno, no del todo. El inicio de este desapego actual apunta a 2011 (y al Gobierno de Barack Obama), cuando se comenzó a recortar la financiación en respuesta a incluir a Palestina como miembro. Si bien Obama no simpatizaba tanto con Israel, el gobierno sí le dio todo su apoyo.
El día de hoy, el Departamento de Estado de EU argumentó su decisión por el "continuo sesgo antiisraelí" de la UNESCO. De lo que sí se puede culpar a Trump es de elevar las críticas y de empujar esta decisión.

EL DÍA MARCADO


Esta decisión anunciada el día de hoy se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018. A más de un año de cumplirse este aviso, es posible que EU cambie de parecer.

REACCIÓN EN CADENA

Tras darse a conocer que EU saldrá de la UNESCO, Israel le hizo segunda. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó pocas horas después que su país estaba preparando para retirarse también y elogió como "valiente y moral" la medida del gobierno del presidente Donald Trump.
Avigdor Liberman, ministro israelí de Defensa, calificó esta acción como un "importante paso moral de nuestro gran aliado hacia una organización antisemita y políticamente tendenciosa que ha perdido su sentido y relevancia". De concretarse este anuncio, a Israel le tomaría cerca de un año salir por completo.

EU NO SE VA DEL TODO

No, la decisión de retirarse es como miembro activo, pero permanecerá como “Estado observador”. De acuerdo con la explicación que dio el Departamento de Estado: "EU indicó su deseo de permanecer involucrado con la UNESCO como Estado observador no-miembro", señaló. Es decir, opinará y asesorará, pero ya no hará aportaciones monetarias.

ADIÓS AL GRAN APORTADOR

Desde el 31 de octubre de 2011, EU anunció que ya no pagaría esos 60 millones de dólares que iba a destinar el mes de nombre a la UNESCO. En ese entonces, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, había subrayado que la legislación estadounidense prohibía al gobierno financiar a organizaciones que acepten a los palestinos como miembro.
Estados Unidos era el país que más aportaba a la Unesco, daba el 22% de presupuesto, incluso, por delante de Japón y Alemania.

NO SERÍA LA PRIMERA VEZ…

En 1984, el expresidente Ronald Reagan —bando republicano — también retiró a EU de la organización internacional. En esa ocasión acusó a la Unesco de corrupta y de seguir una política que privilegiaba a su archirrival, la Unión Soviética. Fue George W. Bush, en 2002, quien hizo a su país volver a integrarse. Sí, a Estados Unidos no le toquen ni sus odios ni sus lealtades.

UN RELEVO SE SUMA A LA CRISIS

Por si no fuera poco este drama diplomático internacional, la UNESCO lidia con un cambio de líder. La directora general saliente es Irina Bokova. Ante su próximo remplazo, expresó la preocupación de que su partida aunada a esta decisión de EU conlleve a un “aumento del extremismo violento y terrorismo”.
Los principales aspirantes son la exministra francesa de Cultura, Audrey Azoulay, y el diplomático qatarí Hamad Bin Abdulaziz Al-Kawari. ¿Qué tal el panorama futuro?

¿QUIÉN PIERDE MÁS?

La UNESCO es conocida por su programa mundial para la preservación del patrimonio cultural, pero también financia proyectos de educación y salvaguarda a las niñas y su empoderamiento social y económico; también tiene programas para la protección de la libertad de prensa y el entendimiento de los horrores del Holocausto, entre otros.