Donald Trump por poco interpreta al presidente en Sharknado 3

¿Es en serio?

Algunas historias son lo suficientemente fuertes para convencernos de que los universos paralelos realmente existen. Esta, por ejemplo, de The Hollywood Reporter, informa que antes de convertirse en presidente de los Estados Unidos, Donald Trump había firmado para interpretar al presidente en… Sharknado 3: Oh Hell No. En algún lugar, en un universo que nunca conoceremos, las aspiraciones políticas de Trump lo llevaron a participar en una serie de horror para televisión, en donde rápidamente sacó el bicho POTUS [presidente de los Estados Unidos] de su sistema tras unos días en el set en donde todos lo llamaban: “Señor presidente”.

Por desgracia, las conversaciones nunca se materializaron en un contrato, quizás porque Trump y su equipo manejaron el acuerdo potencial con su característica finura.
De acuerdo con David Latt, el cofundador de la productora de Sharknado, The Asylum, Trump dijo que interpretaría al presidente casi inmediatamente después de que The Asylum le hiciera la propuesta. “Estaba encantado de que se lo pidiéramos”, comentó Latt a The Hollywood Reporter.

Curiosamente, Trump ni siquiera era la primera opción para interpretar al líder político. En un principio los productores querían a Sarah Palin, pero las negociaciones no prosperaron. Fue Ian Ziering, el jefe de casting de Sharknado y miembro de Celebrity Apprentice, quien sugirió a Trump para el papel.
Gerald Webb, el director de casting, comentó que las pláticas fueron bastante lejos. El equipo de Sharknado envió un contrato al abogado de Trump, Michael D. Cohen, a quien recordamos por una entrevista que se hizo viral, o encabezados que lo señalaban como otro cercano colaborador de Trump que había participado en las investigaciones sobre Rusia.

Pero las conversaciones se vinieron abajo cuando Cohen reveló a Latt que Trump estaba considerando seriamente convertirse en candidato presidencial y que “quizás no era el mejor momento” para que apareciera en la película de Sharknado, a pesar del rico y variado historial de Trump en cameos. Asylum eventualmente decidió darle el papel al multimillonario juez Mark Cuban, quien es un declarado enemigo de Trump. La decisión aparentemente enfureció al equipo del actual presidente.

“Inmediatamente tuvimos noticias del abogado de Trump”, comentó Latt a The Hollywood Reporter. Básicamente nos dijo: '¿Cómo se atreven? Donald quería hacer esto. ¡Vamos a demandarlos! Vamos a detener el proyecto". (Para que conste, Cohen comentó a The Hollywood Reporter que no recuerda esta conversación.) A pesar de la amenaza, Sharknado 3 se estrenó en julio de 2015, como estaba planeado, tan solo un mes después de que Trump anunciara su candidatura.

Si Trump hubiera tomado el papel, habríamos podido ver escenas del presidente de los Estados Unidos disparándole a tiburones voladores en los pasillos de la Casa Blanca y gritando: “This is for America, baby!”. Sin embargo, otro universo es testigo de esta línea del tiempo, en la que Trump disfrutó su presidencia en Sharknado y siguió con su vida.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.