Red Hot Chili Peppers y la cima de 'rocktubre'

La banda se reencuentra esta noche con sus seguidores mexicanos en el Palacio de los Deportes y ratifican octubre como el mes del rock.

Algunos villamelones lo llaman rocktubre. Nosotros no nos atreveríamos a ofender a los dioses del calendario de esa manera, pero este mes ha estado cargado con la visita de agrupaciones indispensables en la historia del rock y el pop (U2 y Pet Shop Boys ya desfilaron por la capital). Ha llegado el Los Red Hot Chilli Peppers, quienes hoy y mañana se presentan en el Palacio de los Deportes.

Asiduos a México, donde perpetuan su estatus de favoritos, estos (ya ni tan) “chicos malos” que en sus inicios se ponían un calcetín en los genitales para sus shows, presumían su drogadicción y cuyo bajista, Flea, tiene más groove que un adolescente estimulado. La banda se mantiene en forma gracias a su disco The Getaway. Y si a eso le sumamos los explosivos hits que los Peppers cargan bajo la manga, ¿qué podría fallar? Sí, los creadores de la palabra (y la canción) Californication siguen generando expectativas y 30 años después la mecha ya está encendida de nuevo. 

En este mes las leyendas musicales efervescen. Basta recordar que la semana pasada U2 abarrotó el Foro Sol por partida doble, estimularon la escena luego de los sismos y exaltaron como nadie al país. Y es que la mítica agrupación mantiene un aura mesiánica adjudicada al activismo —no tan bien recibido— de Bono. Lo cierto es que U2 cuenta con una historia que los blinda de los detractores que alegan que su presente no está a la altura o que su figura se ha devaluado. El grupo celebra 30 años del lanzamiento del grandioso The Joshua Tree (más un set de sus grandes éxitos), álbum en que los irlandeses abrazaron América y adoptaron el góspel y el blues, para expandir su evangelio de “orgullo en el nombre del amor” (y legarnos canciones como Where The Streets Have No Name o With or Without You). Songs of Experience, su próximo trabajo a publicarse en diciembre, promete ser lo suficientemente incendiario para reavivar el fuego que ellos habían prometido.

Casi a la par de Bono, los Pet Shop Boys, por su parte, regresaron. Lo hicieron a menos de un año de su reciente visita. El dúo londinense sigue renovando sus votos con el synth-pop y la electrónica dance más sutil. En su Super World Tour, además de no dejar fuera sus grandes éxitos, despliegan una brillante puesta en escena creada por el diseñador Es Devlin y la coreógrafa Lynne Page. El grupo no escatima en láseres, teatralidad y nostalgia ni en demostrar que su legado surgido en los años 80 ha superado el viaje en el tiempo. Super, su disco reciente, incluye una canción que parece inspirada en Trump: The Dictador Decides (que sonará en algún momento entre hits como Domino Dancing o West and Girls). “Seguimos haciendo música porque es divertido”, se han limitado a contestar al respecto.

 

  • U2 presenta The Joshua Tree Tour 2017 el 3 y 4 de octubre en el Foro Sol de la CDMX. Los teloneros son Noel Gallagher’s High Flying Birds.
  • Pet Shop Boys se presentan el primero en el Auditorio Pabellón M de Monterrey, NL, y el 3 en el Palacio de los Deportes de la CDMX.
  • Red Hot Chili Peppers tocan el 10 y el 11 en el Palacio de los Deportes de la CDMX.

* Artículo publicado originalmente en la edición de octubre de Vanity Fair.