Rafa Márquez, Javier Aguirre, Cristiano Ronaldo, el futbol también es foco de escándalos

Vínculos con el crimen, arreglo de partidos, fraudes al fisco... la lista es tan larga como variada.

Todas las miradas están sobre Rafa Márquez. Y mientras algunos fanáticos se aferran a creer en la inocencia del capitán de la selección mexicana, otros ven casi imposible que salga limpio del tremendo lío en el que está metido. Desafortunadamente, esto no es nuevo en el deporte y hay muchos otros casos en los que jugadores y directivos se han visto envueltos en problemas legales con resultados casi siempre terribles para los implicados.

Vínculos con el crimen: el caso Rafa
20 años de ejemplar carrera se han visto empañados y cuestionados en cosa de minutos. El futbol mexicano, el Atlas y la afición en general, se estremecieron con la noticia de que el nombre del mejor defensa que ha dado nuestro país, estaba ligado a una red de lavado de dinero y boletinado por el Departamento del Tesoro estadounidense. Lamentablemente, y a la espera de que las instancias pertinentes indiquen su inocencia o culpabilidad, Márquez ya perdió a dos de sus patrocinadores principales y su participación en una quinta Copa del Mundo pende de un hilo.

Arreglo de partidos: Javier Aguirre
Hay muchas maneras de meterte en problemas con la justicia. Y una de las más comunes, en el deporte, es el amaño de partidos. El entrenador mexicano Javier Aguirre fue señalado por la justicia española como uno de los sospechosos de arreglar los resultados de varios partidos cuando dirigía al Zaragoza. En el momento en que salió el escándalo a la luz pública, el Vasco lideraba a la selección de Japón, precisamente uno de los países con menor índice de corrupción, así es que la Federación nipona lo despidió. En España ya se le dio carpetazo al caso por falta de pruebas, pero el mexicano no ha vuelto a estar al frente de ningún equipo. 

Javier Aguirre

Influencia arbitral: el Calciopoli
Uno de los grandes escándalos en la historia del deporte fue el que sacudió a la liga de Italia en 2006, justo el año en que la selección de ese país conquistaba su cuarto campeonato del mundo. El caos fue mayúsculo porque hubo varios equipos implicados y los castigos fueron desde una reducción de puntos en el siguiente campeonato, hasta el más sonado: el descenso de la Juventus, el club más popular del futbol italiano, que perdió durante un año su categoría. Las irregularidades consistían en que los clubes implicados influían en las designaciones de árbitros, quienes lógicamente también formaban parte de la trampa, influyendo en resultados de ciertos partidos clave. Antaño la mejor liga del mundo, la Serie A de Italia no ha podido recuperarse de ese duro golpe conocido como el Calciopoli.

Defraudar al fisco: CR7 y Messi
Este mismo verano, Cristiano Ronaldo estuvo en la mira del fisco español por un supuesto fraude de 14 millones de euros. El astro lusitano fue a declarar y siempre defendió su inocencia, además de criticar dura y francamente al Real Madrid por no apoyarlo en una situación tan delicada. De hecho, durante algunas semanas se especuló con la salida del portugués del equipo merengue. Su gran rival, Leo Messi, y varios futbolistas más también han sido señalados por Hacienda. La solución casi siempre es pagar una fianza que para cualquier mortal sería estratosférica y para ellos es como quitarles un dulce. 

Cristiano Ronaldo

Manipular contratos: Neymar
Ya ni siquiera está en Barcelona y el traspaso que lo llevó desde Brasil al club catalán todavía sigue levantando suspicacias. La trampa parece sencilla: se declara un monto en la operación y “por debajo del agua” se ajusta la cantidad acordada, en este caso entre el padre de Neymar, que también funge como su representante, y el club que lo contrata. Y la Liga de España, que no ha estado exenta de acusaciones, ahora está indignada por la operación que llevó al brasileño a París, una operación en la que por cierto, también encontraron algún resquicio en la legislación, para que el propio jugador (y no su nuevo equipo) pagara su cláusula de rescisión.

Neymar

Designar sedes: el FIFAgate
Haciendo este recuento, parece que el futbol tiene mucha cola que le pisen, pues desde la cúpula se ha manejado un entorno enrarecido y turbio en el que la corrupción sale constantemente a flote. La coartada perfecta es la organización de un Mundial y las acusaciones se han centrado en dos hechos: el soborno en la concesión de los derechos de televisión y patrocinios y la compra de votos en la designación del país anfitrión del evento. Más de dos decenas de nombres de altos directivos del organismo han sido vinculados con este caso. Algunos están arrestados, otros fueron suspendidos de por vida de cualquier actividad relacionada con el futbol, a algunos otros se les giró una orden de captura internacional y, a los que mejor les fue, lograron su libertad bajo fianza.

Apostar sin control: Pete Rose

Uno de los mejores beisbolistas de todos los tiempos y no está en el Salón de la Fama. ¿La razón? A Pete Rose se le descubrió su implicación en un escándalo de juego. De hecho, era un apostador compulsivo ¡de los propios partidos en los que él jugaba! Han pasado tres décadas pero el caso sigue siendo uno de los más mediáticos, pues no se trataba de un jugador cualquiera, sino de la gran estrella de aquella época. Su nombre quedó manchado para siempre en el deporte estadounidense.

Pete Rose

Organizar peleas de perros: Michael Vick
Eres uno de los mejores jugadores de la NFL, tienes toda la fama y el dinero que jamás soñaste, ¿qué más puedes pedir? A nadie se le hubiera ocurrido organizar peleas de perros, excepto a Michael Vick, que pasó de los reflectores en el campo de juego a la oscuridad de la celda de una prisión. 23 meses fue la condena y aunque al salir de la cárcel regresó a la actividad deportiva, el talentoso lanzador zurdo ya nunca fue el mismo.