Un nuevo caso de violación, ahora en la gimnasia olímpica de Barcelona 92

¿Seguirán saliendo otros Harvey Weinstein? #MeToo destapó un caso pasado, luego de 27 años, la gimnasta Tatiana Gutsu denunció a la estrella olímpica Vitali Scherbo por violación.

El movimiento que ha creado el hashtag #MeToo (#YoTambién) sobre el acoso, abuso y violencia sexual hacia las mujeres ha destapado casos insospechados. Los Harvey Weinstein siguen apareciendo en denuncias y ahora esto llegó hasta el deporte olímpico.

“¿Quién me violó en Stuttgart, Alemania, en la Copa DTB de 1991?”, escribió en su cuenta de Facebook Tatiana Gutsu, ganadora de dos medallas de oro en gimnasia artística en Barcelona 1992. Ese hombre al que señala es justamente la máxima estrellas de los Juegos Olímpicos de ese año, el bielorruso Vitaly Scherbo.

Para entonces, el gimnasta tenía 19 años y era compañero de Gutsu, de entonces 15 años, en el equipo unificado con los países de la ex Unión Soviética. Tan solo en esa justa, él se llevó seis medallas doradas y se ganó un lugar en la historia del deporte.

Y entonces decidió hablar.
Tatiana Gutsu calló esa confesión por casi 27 años. A sus 41 años, ella lleva una vida como directora de una escuela de gimnasia en Nueva Orleans, Estados Unidos. Motivada por el movimiento #MeToo (iniciado a raíz de los abusos sexuales del productor de cine, Harvey Weinstein), decidió revelar este episodio violento de su vida.

“(Vitaly Scherbo) Es un monstruo que me mantuvo en mi propia prisión aterrorizada muchos años. Sé que tratarás de defenderte, pero los detalles que yo tengo son más fuertes que tus palabras. Ahora soy más fuerte que nunca”, prosiguió la publicación de la deportista. 

En su denuncia pública, Gutsu acusa también a excompañeros que intentaron ocultar el hecho violento, como Rustam Sharipov y Tatyana Toropova.

En aquella justa olímpica de 1992, Tatiana no solo se llevó dos medallas de oro, sino una de plata y otra de bronce. A los 16 años, lucía con un futuro prometedor en el deporte. No obstante, ella no volvió a participar, algo poco común entre las gimnastas. Tampoco volvió a su país de origen, sino que se mudó a los Estados Unidos.

Scherbo sí siguió adelante y continuó acumulando medallas. Para Atlanta 1996 —esta vez solo competidor por Bielorrusia—, ganó cuatro medallas de bronce en gimnasia. Con un total de diez, es el sexto gimnasta masculino con más preseas olímpicas en la historia.

Actualmente Vitaly Scherbo dirige una academia deportiva en Las Vegas, donde vive con su familia. Tiene una vida similar a la de Gutsu. El mundo ahora espera qué tendrá que decir el famoso gimnasta ante esta acusación que llega 27 años después