El brillo en su máximo esplendor

La sofisticación tiene historia de cristal.

Etiquetas:

Existe una avezada firma que desde 1895 le ha otorgado a la mujer sofisticación a través de accesorios de cristal que brillan como un diamante. El fundador, Daniel Swarovski, proclamó en su momento que buscaba crear una piedra preciosa asequible para el mundo; así es como nace la marca dedicada a establecer toques de brillo en complementos para cada atuendo. El “efecto Aurora Borealis”, creado en conjunto con Christian Dior en la década de 1950, da a los cristales un acabado seductor opalescente que desde entonces ha concebido nuevas propuestas creativas en la industria de la moda.

Para crear outfits refinados y dignos de cualquier noche de gala o incluso atreverse a llevarlo durante el día, es imperativo que el brillo se maneje con equilibrio y moderación. Personalidades como Audrey Hepburn y Marilyn Monroe, se declararon fieles creyentes de este elemento y lo incluyeron tanto en sus filmes más aclamados, como en los atuendos con los que solían presentarse en público. ¿Podría ser olvidado el vestido encargado de protagonizar el tema “Happy Birthday Mr. President”? ¡Imposible! La prenda, de color carne, estaba cubierta de cristales Swarovski que, en 1999, fue subastada por 1.26 millones de dólares dejando un legado de lujo para firma de origen austríaco.

creado en conjunto con Christian Dior en la década de 1950

Cuando se trata de incluir dicha recopilación de piedras resplandecientes en un conjunto moderno, el estilismo juega una parte importante para poner a prueba la creatividad y estilo de cada mujer. Sea romántica, clásica, rockera o minimalista, la marca pretende adecuarse a su personalidad y hacerla lucir impecable en todo momento. Los accesorios van desde los más delicados hasta evocar el maximalismo del mundo de la joyería (el buen hacer de la empresa no sólo se centra en el refinamiento del cristal, sino también en la búsqueda de métodos que hagan posible la creación de piezas únicas). La mujer que porte los complementos de hielo sólido, logrará sentirse poderosa, sofisticada y sumamente elegante.

Expertos de la industria debaten entre el uso masivo de joyería o en lucir siempre delicada para agregar toque de naturalidad. Sin duda, el carácter de la portadora tiene mucha influencia en lo que se convertirá el punto focal de su conjunto del día. Sin embargo, mucho también se basa en las tendencias que trascienden temporadas. Dentro de las ventajas del imperio de cristal, se encuentra la atemporalidad de sus anillos, brazaletes, collares y pendientes (sin mencionar que la empresa ha crecido con complementos como gafas solares y fundas protectoras de celular). Así que, para los que buscan convertir la elegancia en un elemento clásico y representativo de su personalidad, será imprescindible incluir al menos una pieza de cristal en su atuendo diario.