¿Se podrá levantar del ring 'True Detective'?

HBO confirma una tercera entrega.

Hace tres años irrumpió una oscura serie sobre dos policías obsesionados con resolver unos extraños asesinatos rituales en la zona más profunda de Norteamérica. Woody Harrelson y Matthew McConaughey dejaron las expectativas bien arriba tras una primera temporada sin mácula. ¿Qué podía salir mal? La segunda temporada...

El concepto de la serie creada por Nic Pizzolatto —un escritor y profesor universitario de literatura convertido en guionista y productor televisivo— consiste en cambiar la historia y los protagonistas temporada tras temporada, siendo el común denominador el misterio y la investigación policial desde un punto de vista más serio y perturbador que las clásicas series del policía bueno y malo o del superhéroe con placa.

Sí, la mencionada primera temporada encantó. Y la segunda, estrenada en 2015 (centrada en la corrupción policial, los excesos del poder y los conflictos de sexualidad y de paternidad), y protagonizada por Rachel McAdams, Colin Farrell, Taylor Kitsch y Vince Vaughn, injustamente decepcionó a todo el mundo. Y es que en su defensa tenemos que decir (además que de Rachel se ve hermosa en cada escena), que era una historia diferente a la primera y que incluye una de las escenas más brutales de balaceras entre policías y delincuentes y que hemos visto en la TV (las imágenes de noticias con tiroteos del narco no cuentan). Además, pese a que efectivamente no superó a su antecesora, por sí sola tiene mayor calidad que muchas otras series que deambulan por ahí y son menos maltratadas, simplemente ¡porque nadie espera nada de ellas!

El golpe mediático y el rumor de que True Detective “ya no era buena”, hizo que HBO dejara en el limbo por un rato una probable tercera temporada. Hasta hace unos días, que algún Santo Patrono de la televisión escuchó las plegarias de los fans y la cadena anunció que por fin dio luz verde a una tercera temporada.

¿Las expectativas? que sea igual de buena que la primera o, al menos, que le guste a la gente más que la segunda.

¿Lo que se sabe? Que, al igual que la primera (por favor, no se vayan a auto-plagiar, que perderían credibilidad), estará situada en una zona densa de los Estados Unidos, ahí donde Trump no se atreve (o más bien, quizás ahí sea su hábitat): los montes Ozark, una región densamente arbolada situada en el Medio Oeste de los Estados Unidos, donde seguramente la mayoría de los habitantes están casados con sus primos hermanos.

El pronóstico: Que será un gran regreso. No solo se levantará del ring, sino que puede noquear. Los ejecutivos de HBO a cargo, declararon que los guiones de Pizzolatto son una maravilla (¿qué más podrían decir?) y además, hay otro factor: el anuncio de la presencia de Cary Joji Fukunaga, director de la primera temporada que se había peleado con el creador de la serie y desertó de la segunda (factor al que muchos le atribuyen el supuesto bajón) y la confirmación de Mahershala Ali, recientemente ganador del Oscar por su papel en la aclamada Moonlight, en uno de los papeles estelares.

La serie se estrenará hasta 2018 y ya deberíamos estar planeando qué series ver, porque en 2018…no habrá Game of Thrones