Lin-Manuel Miranda: "Nunca he visto a un presidente atacar a las víctimas de un huracán"

El dramaturgo habla con Vanity Fair México sobre la situación en Puerto Rico, Donald Trump y su proyecto con Harvey Weinstein

Etiquetas:

El perfil de Twitter de Lin-Manuel Miranda (Nueva York; 16 de enero, 1980) siempre ha sido uno de sonrisas. El de un hombre ligado al éxito de un ya histórico musical de Broadway llamado Hamilton y de alguien que juega con los sueños con su reciente (y espectacular) desembarco en Hollywood. Uno donde hace tan solo unos meses contaba una anécdota sobre un seguidor que había confundido su magna obra con otra todavía más grande: Hamlet, de William Shakespeare. Uno en el que, como otro fan más, publicaba un selfie junto a J.K. Rowling durante la última edición de los Oscar. “Todo iba bien”, escribió entonces en referencia a la debacle de los sobres. Pero en las últimas semanas, el objetivo del Twitter de Miranda ha sido otro. Primero, ayudar en todo lo posible a la tierra de la que vienen sus ancestros y que le vio crecer durante sus escapadas veraniegas: Puerto Rico. Y segundo, atacar de forma descarnada al presidente de los Estados Unidos: Donald Trump.

“Ella ha trabajado 24 horas al día”, escribió Miranda en Twitter el pasado septiembre sobre la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, a la que Trump había atacado desde su propio perfil. “Tú has estado JUGANDO AL GOLF. Vas a ir directo al infierno. El carrito de golf más rápido que jamás has tomado”.

 

La furia de aquellos tuits es algo que desaparece por completo cuando Miranda habla de sus proyectos en el teatro o en el cine. Emoción es lo que consiguió de muchos niños con las canciones que escribió para la Moana de Pixar. Carcajadas, las que sacó al rapear en su monólogo de apertura de su primer Saturday Night Live el pasado otoño. Y expectación, lo que crece cuando uno lee cualquier novedad sobre Mary Poppins Returns, el esperado regreso del musical de Disney que Miranda protagonizará junto a Emily Blunt.

El también actor confía en que esos proyectos sigan en marcha, pero ahora todos sus esfuerzos están volcados con Puerto Rico. Muchos de sus familiares siguen allí, lidiando con la catástrofe que asoló la isla tras el devastador paso del huracán María el pasado septiembre. Y Miranda ahora ha dedicado el arte que le ha alzado como uno de los artistas más importantes del momento para acordarse de todos los ciudadanos que trabajan a destajo con tal de recuperar siquiera un ápice de la normalidad con la que contaban hace unos meses. De esos sentimientos ha salido “Almost Like Praying”, su último single en el que han participado estrellas latinas de la talla de Jennifer Lopez, Gloria Estefan o Marc Anthony para recaudar fondos para las ayudas a Puerto Rico.

Miranda repasa el origen del tema con Vanity Fair México en una entrevista telefónica en la que ya de inicio, cambiando indistintamente entre el inglés y el español, nos transmite el entusiasmo por el éxito inicial de la canción en plataformas como iTunes o Spotify, donde ha encabezado las listas de temas más vendidos y escuchados de las últimas semanas.

 

Contó en The Hollywood Reporter cómo muchos de sus familiares estaban en Puerto Rico durante el golpe del Huracán María, pero millones de puertorriqueños tuvieron dificultades para comunicarse con el exterior durante días. ¿Cómo lo vivió usted?

Sí, de verdad que mi experiencia fue igual a la de muchos puertorriqueños y de otra gente con familia en la isla. Habían muchos días en los que no oímos nada, no había nada de electricidad o de conexión a internet. La primera señal de que todos estaban bien la encontramos a través de una foto de mi tío en una página de Facebook en la que salía ayudando a otra gente en Vega Alta. Y mi prima Denís, que vive en Florida, encontró esa imagen y la envió a toda la familia. Eso fue el viernes o el sábado, cuatro días después del huracán. Y en ese tiempo fue que escribí la canción. Yo estaba en Austria de vacaciones y estaba tuiteando y tratando de conseguir dinero y atención [para ayudar a Puerto Rico], pero llegó un punto en el que eso no era suficiente, así que empecé escribiendo esta canción. El desafío fue que yo no quería que ninguno de los 78 municipios y los pueblos de Puerto Rico se sintieran olvidados, así que dije: “Voy a escribir cada pueblo en la letra, los 78 pueblos”. Así que eso son las letras. También usé un pedacito de “María”, [del musical] West Side Story, porque el nombre María tiene un significado completamente diferente porque es el peor huracán que ha sentido Puerto Rico. Pero en mi mundo teatral de musicales, [María] también tiene una asociación superpositiva, así que quería coger ese pedacito de la canción y usarlo para recoger fondos para Puerto Rico.

En la canción también hay muchos ritmos e instrumentos diferentes. ¿Podría explicar cuál es su relación con Puerto Rico?

Sí, en eso le doy mucho crédito a mi productor, [Jeffrey “Trooko” Penalva]. Trabajé con él en el "Hamilton Mixtape". Él hizo el ritmo y la producción para “Immigrants, We Get the Job Done”. Ese ritmo es suyo. Cuando terminé de escribir la canción después de mis vacaciones, no estaba ni siquiera cerca de un piano, así que lo grabé completamente a capella en mi computadora. Se lo envié a Trooko y él hizo el ritmo y de verdad que se botó [NdT: se superó]. De verdad que es increíble al escuchar los ritmos caribeños. El sonido del coquí, que es la rana de nuestra isla, nativa de nuestra islita de Puerto Rico. Suena como Puerto Rico por la noche.

¿Ha podido ir a Puerto Rico a ver a su familia?

No, todavía no. Voy a ir la semana que viene. Pero tengo dos primas jóvenes que todavía están estudiando en la universidad y han venido a Nueva York con nosotros a continuar su vida porque no hay escuela en Puerto Rico todavía. Todavía estamos en plena crisis humanitaria, así que ellas están con nosotros, pero el resto de nuestra familia sigue en Vega Alta, trabajando para recuperar algo de normalidad. Todavía queda mucho para eso, pero estamos luchando.

De las primeras imágenes que ha podido ver de la devastación en Puerto Rico, ¿ha notado mucha diferencia con respecto a lo que conocía hace apenas unos meses?

Bueno, you know, Puerto Rico es chiquito. 35 millas por 100 millas y la Isla de Vieques y Culebra ahí al lado, así que todos nos lo hemos recorrido todo. De verdad que las imágenes que han salido son de horror, son de película. Ver a pueblos enteros sin techo, sin agua… Y eso es porque estamos todos tratando de ayudar de la mejor manera posible.

¿Qué me puede decir de la respuesta de Estados Unidos y de FEMA [Federal Emergency Management Agency; o agencia administrativa federal de emergencias] a la situación en la isla?

 Para ser justos, es la peor tormenta que Puerto Rico ha experimentado nunca, así que de alguna forma nunca estás preparado para algo así. Al mismo tiempo, no enviaron a las suficientes personas el primer fin de semana y ahora estamos trabajando por nuestra cuenta sólo con tal de recuperar el terreno perdido. Aunque diré algo, tengo más esperanza que nunca en el pueblo estadounidense. Si miras mi Twitter feed, vas a ver a americanos [sic] y gente por todo el mundo dando fondos. Yo veo a muchos muchachitos rompiendo sus alcancías para mandar lo que tienen. Gente diciendo: “Íbamos de vacaciones, pero en vez de eso vamos a mandar el dinero a Puerto Rico”. Y eso ha sido increíble. El pueblo estadounidense se ha portado increíble. Es el gobierno estadounidense con el que estamos tratando de recuperar terreno. Necesitan recuperar terreno.

¿Y qué necesita hacer el gobierno estadounidense para ayudar a Puerto Rico?

Necesitan más gente. FEMA necesita más gente. Necesitamos más soldados. Necesitamos a gente para asistir en la ayuda que va para allá, para asegurarse de que esa ayuda llega a los lugares donde se la necesita. Ahora miramos al Congreso para el paquete de ayudas que están preparando y que tiene que ser en forma de subvenciones, no de préstamos. Se han visto pérdidas de más de 80.000 millones de dólares y las ayudas ahora son de 5.000 millones. Ni se acercan a lo suficiente, así que eso es a lo que nos enfrentamos.

¿Cómo cree que ha sido al respuesta de Donald Trump hasta ahora sobre Puerto Rico?

Bueno, mira, eso fue noticia porque yo no hablo así, ¿verdad? Yo soy superpositivo en Twitter y me enorgullezco de ello. Me gusta ser el lado bueno de Twitter. Me gusta ser la persona que da los buenos días y las buenas noches. Al mismo tiempo, nunca he visto a un presidente atacar a las víctimas de un huracán o atacar a los oficiales que están trabajando 24 horas al día para sus ciudadanos. Así que mis palabras no tienen precedentes porque nunca había escuchado a un presidente hablar así. Y sigo pensando lo que dije porque, ¿qué otra cosa puedes decir a alguien que está atacando a la gente que juró proteger?

Y si no es Trump, ¿quién cree que es la persona que mejor está representando los intereses de Puerto Rico en el gobierno estadounidense? Porque actualmente no hay representantes con derecho a voto en el Congreso que representen a Puerto Rico.

Otra vez tengo que decir que el puertorriqueño, ellos mismos y los americanos han sido increíbles. Tuvimos que gritar para que quitaran la Jones Act [una ley que impide desembarcar en Puerto Rico a barcos que pertenezcan a personas o empresas no-estadounidenses, entre otros parámetros]. Eso fueron las redes sociales gritando. El reportero David [Begnaud] de CBS This Morning que hizo un reportaje donde él fue a un barco y dijo: “Mirad toda esta ayuda que está tratando de llegar a Puerto Rico pero está aquí esperando en el puerto”. Eso tuvo que salir para que finalmente quitaran la Jones Act. De verdad que ha sido la gente ordinaria que ha luchado y gritado por cada pedacito de ayuda que estamos viendo ahora.

¿Y qué puede decir de los senadores de Nueva York y Florida que defienden a Puerto Rico en el Capitolio?

Bueno, sí, estamos viendo a oficiales electos dar la cara. Nydia Velázquez se ha portado increíble. De nuevo, la gente estadounidense está bien, es el gobierno el que tiene que dar la cara y por lo menos mandar ayuda de la misma forma que lo sentimos en Texas o en Florida. Tenemos ejemplos de que eso funcionó. Y como somos una isla, hay mayores dificultades, así que necesitamos que el gobierno dé la cara.

FiveThirtyEight publicó un artículo sobre la diferencia entre las coberturas informativas de los desastres en Florida y Texas y luego en Puerto rico. ¿A qué cree que se debe la relevancia de unas catástrofes y la otra en los medios?

Eso es una pregunta para el presidente de los Estados Unidos. Esa es una pregunta para él. Y punto final.

¿Por qué cree que es una pregunta para el presidente? Al fin y al cabo, hablamos de los medios de comunicación.

Porque los números no mienten. ¿Por qué la ayuda que va a Puerto Rico es mucho menor que la que va a los huracanes que llegan a tierra [continental]? Esa es una pregunta legítima que no podemos dejar de hacer porque la gente todavía está viviendo una crisis. Es una muy buena pregunta, pero yo no trabajo en la Casa Blanca.

Después de estos días y de ver las dificultades por las que está pasando Puerto Rico, ¿ha pensado en tomar un papel político más importante que el de ahora?

Yo el papel político… lo odiaría. Me encantaría hablar contigo sobre canciones nuevas, musicales nuevos, pero esos no son los tiempos en los  nos encontramos. Estamos en un tiempo en el que el presidente está tratando de pasar la pelota antes de enfrentar su lenta respuesta a la crisis del huracán en Puerto Rico y está tratando de echarle la culpa a un sistema preexistente. Bueno, eso no le va a valer. Estamos aquí gritando y haciendo ruido en nombre de Puerto Rico porque somos así. La respuesta de la gente ha sido increíble. Ciudadanos ordinarios. En nuestra campaña para The Hispanic Federation hemos tenido donaciones de más de 100.000 personas de los 50 estados y de 33 países alrededor del mundo. Así que no es culpa de la gente, es el gobierno y llegar a la gente allí donde estén.

Ha dejado todo para centrarse en la situación en Puerto Rico y ayudar, ¿pero qué significa eso para sus proyectos en Hollywood? 

Estarán ahí. (risas). Van a estar ahí. De verdad que tengo que decir que el apoyo que he sentido desde mis amigos y amistades en el mundo del entretenimiento, en el mundo de la música, en el mundo teatral, en el mundo de Hollywood [ha sido increíble]. El primer cheque que yo conseguí después de mis tuits este fin de semana fue [del director de Star Wars: The Force Awakens] J.J. Abrams diciendo: “¿Cómo puedo ayudar?”. La gente quiere ayudar, así que no me preocupan mis proyectos, me preocupa Puerto Rico.

Su compañera Quiara Alegría Hudes y usted quieren que The Weinstein Company ceda los derechos de su musical In The Heights, con el que querían hacer una película, a raíz del escándalo de Harvey Weinstein. ¿Alguna novedad en ese frente?

Todavía nada ha pasado. Mira, eh. Pasamos muchos años escribiendo ese show, es nuestra primera obra en Broadway. Estamos muy orgullosos de él. No queremos ninguna asociación entre nuestro proyecto de amor y esa compañía, así que si pasan seis meses, si pasan seis años, si pasan 20 años, yo no tengo prisa, lo haremos bien. Que pase el tiempo que haga falta hasta que [los derechos] estén libres y lo podamos hacer de la forma correcta y la forma correcta no será con The Weinstein Company.