El fin de una era, Emilio Azcárraga deja de ser CEO en Televisa

Luego de 20 años al frente de la mayor televisora de México, el heredero deja de ser director general, ¿será que el streaming derrumba su imperio?

Su padre, Emilio Azcárraga Milmo solo dejó Televisa cuando la muerte se lo llevó a los 66 años en 1997; ese día, Emilio Azcárraga Jean, a sus 29 años, asumió el cargo de director general de Grupo Televisa, la mayor televisora en México fundada en 1951 por su abuelo, Emilio Azcárraga Vidaurreta; ayer, a sus 49 años, el heredero del imperio, Emilio Azcárraga Jean anunció que dejará el cargo como CEO.

Quien dio a conocer la noticia no fue la propia empresa por medio de alguno de sus canales de televisión, emisoras de radio o sitios web, fue The Wall Street Journal quien dio esta información inesperada. Según el diario, la salida de Azcárraga Jean se produce en la era donde reina el streaming sobre la televisión, cuando a su empresa Televisa ya le es difícil competir con internet y “muchos jóvenes espectadores se han aburrido con el formato obsoleto de telenovelas de bajo presupuesto y han abandonado a la emisora en favor de los servicios de transmisión profunda como Netflix, que ahora ofrece series de televisión en español”, publicó.

Pero no se va del todo, el aún dueño de Televisa dijo que seguirá al frente del desarrollo de la estrategia de largo plazo de la compañía. Su puesto ahora será presidente ejecutivo del Consejo de Administración. También continúa con la responsabilidad directa de la división de futbol de Grupo Televisa, incluyendo al América, y al frente de Fundación Televisa.



Emilio Azcárraga Jean

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, el empresario explicó: "nuestra industria está pasando por una transformación muy importante, que nos presenta grandes retos, pero oportunidades aún mayores", refiriéndose también a las tareas en las que aún continuará ejecutando.

Ahora, el timón de la empresa lo tomarán Alfonso de Angoitia, vicepresidente y jefe de Finanzas, y Bernardo Gómez, jefe del área de Noticias y las Relaciones Gubernamentales de Televisa, ambos serán copresidentes ejecutivos.

Pepe Bastón y Eva Longoria

Una renuncia anticipada

Pocos esperaban que a sus 49 años, el tercero de los Azcárraga en ser cabeza de Televisa renunciara a seguir llevando el barco. Sin embargo, también ya no era noticia que el mayor consorcio televisivo en habla hispana estaba tendiendo problemas.

Apenas a finales de 2016 hizo una renovación en la programación de su canal principal, “Las Estrellas”, y despidió a personajes que llevaban más de 20 años trabajando para ellos en el área de noticias.

El sacar sus contenidos de Netflix para crear la plataforma Blim era la clara búsqueda de una tabla de salvación, pero no ha logrado colocarse con tal fuerza como lo hizo con sus telenovelas en los años 80 o 90. De hecho, José Bastón, quien presentara en febrero de 2016 esta nueva plataforma de streaming, salió de Televisa en septiembre pasado.

Aún con los cambios, el empresario se mantiene como uno de los hombres más ricos del país; con 15% de los títulos de la compañía, es el accionista individual más grande de Televisa.

La salida de Azcárraga Jean pone fin a una era, donde por tres generaciones esta familia había dirigido la empresa. El Wall Street Journal ha sido implacable con el magnate, asegura que esta renuncia sucede en medio de las dificultades que tiene la empresa para pelear por el mercado publicitario así como nueva competencia en la propia televisión, lo cual no deja espacio a que triunfe con tal fuerza como antes, ni en su medio ni en internet.

Los cambios entrarán en vigor con el nuevo año, a partir del 1 de enero de 2018, la empresa de medios de comunicación y entretenimiento tomará una nueva dirección en espera de salir avante de una modernidad que los ha rebasado.