Dave Becky, antiguo agente de Louis C.K., se disculpa por “lo que se percibió como encubrimiento”

Becky emitió una mea culpa por haber reprendido a las dos primeras comediantes que acusaron el mal comportamiento de Louis C.K.

El exagente de Louis C.K. está abandonando el barco del comediante lo más rápido posible antes de su hundimiento. Dave Becky, una pieza importante detrás de cámaras, quien también es agente de Aziz Ansari y Amy Poehler, emitió una larga disculpa este lunes por su comportamiento, después de que The New York Times informara que amenazó a dos comediantes por hacer pública la historia de la vez que C.K. se masturbó frente a ellas sin su consentimiento.

“Lo que hice estuvo mal y, una vez más, lo siento profundamente”, escribió Becky en una nueva declaración, de acuerdo con TMZ.

Las mujeres —el dúo de comediantes Dana Min Goodman y Julia Wolov— fueron dos de las cinco mujeres que hablaron con el Times sobre el patrón de mal comportamiento de C.K. Después de que C.K. se masturbara enfrente de ellas en un cuarto de hotel en 2002, decidieron no ir con la policía. En vez de ello, contaron la historia sobre la conducta de C.K. a sus colegas. Poco después, su agente les dijo que Becky estaba descontento con lo que estaban haciendo.

Cuando el dúo se mudó a Los Ángeles, Goodman dijo que caer de la gracia del agente se sintió como tener un albatros alrededor del cuello. “Íbamos a llegar con un montón de enemigos”, dijo al Times. No solo Becky representa algunos de los nombres más importantes en el mundo de la comedia, sino que también lleva la poderosa compañía 3 Arts, que ha reunido a una gran variedad de populares programas de comedia.

Como respuesta al informe inicial, Becky dijo al Times que no “recordaba los detalles específicos de la conversación, pero que sabía que nunca amenazó a nadie”.

En su nueva declaración, sin embargo, Becky dice que se disculpa profundamente por su comportamiento, y que ahora entiende que su respuesta “fue percibida como una amenaza para encubrir una conducta sexual inapropiada”.

Me arrepiento profundamente y estoy muy apenado por no haber escuchado ni comprendido lo que les ocurrió a Dana y a Julia”, escribió. “Debí haberle dado a la situación la seriedad que merecía y haber enfrentado a Louis. Eso habría sido lo correcto”.

 

Becky, quien dejó de trabajar para C.K. poco después de que el comediante confirmara las acusaciones, dijo que en un principio pensó que Wolov y Goodman estaban esparciendo el rumor de que ellas dos habían tenido un encuentro sexual consensuado con C.K., quien entonces estaba casado.

“Aunque era tremendamente embarazoso, de ninguna manera interpreté la interacción como amenazante o no consensuada”, escribió. “No entendí bien por el modo en que se me contó la historia. Sin embargo, debí haber reconocido que debía de existir una máscara por la incomodidad de ellas ante este detestable comportamiento”.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.