Bill Nye está demandando a Disney

El ex Science Guy asegura que House Mouse retuvo 28 millones de dólares de los beneficios de su antiguo programa.

Etiquetas:

¡Ups! Parece que Bill Nye ha estado revisando algunas cifras y no está contento con lo que ha encontrado. Según él, Disney retuvo 28 millones de dólares de los beneficios por la distribución de su antiguo programa para niños, Bill Nye the Science Guy, el cual salió al aire entre 1993 y 1998, ganó 19 premios Emmy y le valió a su anfitrión una sólida reputación que le ha permitido, entre otras cosas, lanzar una nueva serie en Netflix casi dos décadas después.

Según la demanda presentada el jueves, el acuerdo entre Nye y Buena Vista Television, de Disney, le otorgaba una sexta parte de las utilidades netas del programa. Su escepticismo comenzó en 2008, cuando Buena Vista le envió un reparto de utilidades por 585,123 dólares por el año anterior, pero unos meses más tarde le mandaron una carta donde se explicaba que se había tratado de un “error contable” y que Nye debía devolverle a la compañía casi medio millón de dólares. “La inquietante magnitud del ‘error contable’ aunada a la aparente indiferencia de ambos [Buena Vista y Walt Disney Company] le hizo sospechar a Nye sobre la veracidad de los estados de cuentas que había estado recibiendo de BVT a lo largo de los años”, señala la demanda. Además, Nye alega que Buena Vista dejó de pagarle regalías después de eso, insistiendo en que primero debía devolver el dinero que supuestamente les debía.

La demanda también cuestionaba los gastos que Disney afirmaba haber tenido —los cuales superaban los 20 millones de dólares—, a pesar del hecho de que contaban con una gran cantidad de apoyos federales por parte del Departamento de Energía, la Fundación Nacional para la Ciencia y otras organizaciones. “Sin embargo”, continúa el documento, “[Buena Vista y Walt Disney Company] se rehusaron a negociar y se burlaron del intento de Nye de auditar a Buenavista, sabiendo que ellos se encargarían de que fuera un proceso oneroso, costoso y sumamente largo”. Después de cuatro años, Nye se vio obligado a contratar un auditor, lo que hizo en 2013.

En 2014, su abogado notificó a la compañía de su intención de realizar una auditoría, solo para enterarse de que había un retraso en tales procedimientos y que tendría que esperar entre tres y cuatro años. Lo que ocurrió a continuación fueron una serie de obstrucciones y promesas vacías de información, las cuales finalmente impidieron que el auditor de Nye terminara el trabajo. Sin embargo, con base en la información que obtuvieron, la demanda de Nye establece que House Mouse le debe al científico al menos 9.3 millones de dólares y que, en total, la compañía retuvo alrededor de 28 millones por las utilidades del programa.

Un representante de Buena Vista Television comentó: “Esta demanda es un truco publicitario y vamos a defenderlo enérgicamente”.

El representante de Nye se negó a hacer más comentarios.

*Texto originalmente publicado en Vanity Fair U.S.