Apple no quiere pagar impuestos y usa un paraíso fiscal en Europa

Los Paradise Papers revelan cómo la firma ha utilizado la isla de Jersey para ahorrarse millones

Apple está a la defensiva después de que el New York Times informara que la compañía, que ha acumulado más de 128 mil millones de dólares en ganancias fuera de EE UU, sin pagar impuestos, cambió dos de sus subsidiarias de Irlanda a Jersey, una pequeña isla en el Canal de la Mancha, en lo que parece ser un esfuerzo por proteger sus activos de los reguladores fiscales europeos y evitar el pago de impuestos en su país de origen.

Los detalles de la búsqueda de Apple de un paraíso fiscal fueron revelados como parte de los Paradise Papers, una serie de documentos filtrados del bufete de abogados Bermuda Appleby que detalla los activos en el extranjero en poder del 1 por ciento del mundo.

Apple mostró un repentino interés en Jersey, que no está sujeto a la mayoría de la legislación de la Unión Europea, después de que un informe del subcomité de investigación del Senado de 2013 descubriera las subsidiarias irlandesas del gigante tecnológico, informa el New York Times Times.

Debido a la presión internacional, la Unión Europea comenzó a examinar a Apple por sus cuentas de impuestos en 2014,y golpeó a la compañía con una multa sin precedentes de 14.500 millones de dólares por impuestos atrasados, alegando que Irlanda otorgó a la compañía un trato beneficioso el que  el fabricante de hardware iba a crear empleos en Irlanda a cambio de no pagar casi ningún impuesto.

"De hecho, este tratamiento especial permitió a Apple pagar una tasa impositiva corporativa efectiva del 1 por ciento sobre sus ganancias europeas en 2003 hasta el 0,005 por ciento en 2014", señalóla comisionada de la Competencia Margrethe Vestager en un comunicado. (Apple e Irlanda todavía están litigando por la decisión de la comisión que hizo que tales beneficios fiscales fueran ilegales).

Eso, más la decisión del ministro de Finanzas de Irlanda de poner fin a la escapatoria de los impuestos a las ganancias del país, llevó a los funcionarios de Apple a contratar a Appleby para construir un nuevo refugio fiscal, y querían que el proceso se mantuviera en silencio.

"Para aquellos de ustedes que no saben, Apple es extremadamente sensible con respecto a la publicidad", dijo el ejecutivo de Appleby, Cameron Adderley, en un correo electrónico a sus socios en 2014."También esperan que el trabajo que se está haciendo para ellos solo se debata entre el personal que necesita saber".

"En Apple seguimos las leyes, y si el sistema cambia lo cumpliremos", dijo Josh Rosenstock, portavoz de Apple, en un comunicado al Times. "Apoyamos firmemente los esfuerzos de la comunidad global hacia una reforma tributaria internacional integral y un sistema mucho más simple".

El lunes, Apple emitió un comunicado para decir que pagó 35 mil millones de dólares en impuestos corporativos sobre la renta en los últimos tres años, que paga todos impuestos que se requieren en los países donde trabaja y que mover sus tenencias irlandesas no tenía la intención de disminuir su carga tributaria, sino de "preservar sus pagos de impuestos a los Estados Unidos".

"Creemos que cada compañía tiene la responsabilidad de pagar los impuestos. se deben y estamos orgullosos de las contribuciones económicas que hacemos a los países y comunidades donde hacemos negocios ", concluye el comunicado.

*Artículo publicado originalmente en Vanity Fair USA